Menu
Menu
Find a Doctor

Riesgos de la cirugía estética de abdomen

updated

Aunque las complicaciones graves ocurren raramente, la cirugía estética de abdomen, también llamada abdominoplastia, implica algunos riesgos. La abdominoplastia es una cirugía importante, y el paciente debe estar completamente informado sobre todos sus riesgos antes de decidir si es un buen candidato para una cirugía estética de abdomen. DocShop ha incluido información sobre los drenajes y otras técnicas, que usted y su cirujano pueden utilizar para disminuir el riesgo de complicaciones tras una cirugía estética de abdomen.

Complicaciones asociadas con la cirugía estética de abdomen

Existen posibles complicaciones asociadas con cada tipo de cirugía, incluso con la cirugía estética de abdomen Entre las complicaciones se incluyen:

  • reacciones a la anestesia;
  • neumonía por aspiración;
  • pérdida de sangre excesiva;
  • coágulos de sangre;
  • curación lenta de la herida;
  • infección; y
  • reacciones adversas a los medicamentos

La mayoría de las complicaciones de la cirugía estética de abdomen pueden evitarse o minimizarse, si sigue al pie de la letra todas las instrucciones del cirujano.

Coágulos de sangre

Para los pacientes de cirugía estética de abdomen, uno de los riesgos que se debe considerar como posibilidad remota es la formación de coágulos de sangre. Cualquier cirugía que implique el uso de anestesia general por más de 30 minutos, conlleva un riesgo levemente elevado de causar la formación de coágulos de sangre internos. Aunque la coagulación de la sangre es la manera natural por la que el cuerpo controla la cantidad de pérdida de sangre que ocurre luego de una lesión, los coágulos de sangre pueden volverse peligrosos. Cuando un coágulo de sangre se forma dentro de un vaso sanguíneo, puede interferir en la circulación; en casos poco frecuentes el coágulo puede romperse y viajar a otras partes del cuerpo, incluidos los pulmones, el cerebro y el corazón.

Durante su consulta inicial, se le pedirá que proporcione sus antecedentes médicos y otra información que ayude a su cirujano a determinar si usted está en riesgo elevado de desarrollar coágulos de sangre tras la cirugía. Si toma píldoras anticonceptivas, hable con su doctor sobre la posibilidad de interrumpir el uso mientras se prepara para la cirugía y mientras se recupera de ella. Los estudios han indicado que el uso de píldoras anticonceptivas durante una cirugía importante puede aumentar el riesgo de complicaciones, como resultado de la formación de coágulos de sangre. Antes de la cirugía, su cirujano también debe conocer todos los medicamentos que esté tomando. El tratamiento de reemplazo de hormonas y algunas formas de tratamiento contra el cáncer pueden aumentar la posibilidad de que se formen coágulos. Las personas mayores de 40 años, las personas con problemas del corazón y las mujeres que recientemente han estado embarazadas también afrontan mayores niveles de riesgo en cuanto a la formación de coágulos de sangre.

El plazo para la formación de coágulos de sangre después de una cirugía estética de abdomen puede variar, pero el riesgo es generalmente mayor durante los primeros días después de la cirugía. En ocasiones, los cirujanos emplean calcetines de compresión y masajes pre o posoperatorios en las piernas para disminuir el riesgo de formación de coágulos de sangre. Su cirujano puede aconsejarle que realice caminatas cortas y tranquilas alrededor de la habitación, un día o dos después de la cirugía, para prevenir la coagulación de la sangre en los muslos y las pantorrillas. Una semana después de que se realice la cirugía, debe comenzar a realizar caminatas cortas fuera de su casa. Aunque algo de movimiento resulta útil y, de hecho, acelerará el proceso de recuperación, mucho ejercicio, particularmente antes de que le hayan quitado las suturas, puede ser peligroso para su salud. Evite levantar cualquier objeto pesado y realizar actividades vigorosas, tales como el trote o deportes violentos, durante un mínimo de cuatro a seis semanas luego de la cirugía.

Infecciones

Los cirujanos cualificados tomarán todas las precauciones para prevenir infecciones durante un procedimiento quirúrgico. Un cirujano cuidadoso mantiene su quirófano limpio, estéril y relativamente cálido. A diferencia de la opinión popular, un paciente en un quirófano frío tiene, de hecho, mayor probabilidad de contraer una infección que un paciente en un quirófano a temperatura ambiente o levemente cálido.

La mayoría de las infecciones tras una abdominoplastia se generan debido a que los pacientes no cuidan debidamente sus heridas durante el proceso de recuperación de la cirugía estética de abdomen. Es importante que siga al pie de la letra las instrucciones de su doctor sobre cuándo quitarse o cambiarse las vendas, cuándo es seguro exponer las heridas al agua, y cómo mantener la herida limpia. Algo de sangrado y derrame son normales luego de una cirugía importante, pero, si la herida no está limpia, corre el riesgo de infectarse.

Los primeros signos de infección incluyen fiebre, escalofríos y sudoración. Si en la zona alrededor de su incisión comienza a generarse pus, o si el líquido del drenaje de la incisión tiene un color verdoso o drena continuamente, debe consultar a su doctor inmediatamente. Las infecciones se tratan utilizando más drenaje y antibióticos. La presencia de una infección prolongará el tiempo necesario para la recuperación de una cirugía estética de abdomen. La cicatrización lenta puede, en ocasiones, causar cicatrices más prominentes después de una abdominoplastia. Lo más probable es que la cirugía se posponga si sufre un resfrío o cualquier otra forma de enfermedad temporal, debido a los riesgos de infección.

Cicatrización lenta

Cualquier paciente que se recupera de una abdominoplastia cicatrizará a su propio ritmo. Sin embargo, los pacientes de cirugía estética de abdomen cuyas incisiones cicatrizan a un ritmo particularmente lento tienen riesgos específicos más importantes. Se prevé que los pacientes jóvenes que se encuentran en buena condición física antes de someterse a la cirugía cicatricen más rápido que las personas mayores o en estado físico no tan bueno. La sensibilidad, los moretones, el dolor y la inflamación que experimentan, en cierta medida, la mayoría de los pacientes desaparecen, generalmente, después de cuatro a seis semanas. Se considera que los pacientes que siguen experimentando graves malestares luego de seis semanas, cicatrizan lentamente. En muchos de ellos, la cicatrización del abdomen no avanza a un ritmo uniforme. A menudo, la zona de la operación cicatrizará pocas semanas después que las secciones que bordean la herida quirúrgica. En casos poco frecuentes, esta cicatrización irregular puede provocar la pérdida de piel. Algunas zonas de la piel pueden experimentar una rápida y completa recuperación, mientras que la piel que bordea zonas de cicatrización lenta puede morir, y deberá ser quitada quirúrgicamente y reemplazada por un injerto. Además del elevado grado de malestar, los pacientes que experimentan estas complicaciones luego de un procedimiento de cirugía estética de abdomen pueden tener cicatrices más prominentes. La rectificación quirúrgica es, por lo general, una opción para los pacientes que no están satisfechos con los resultados de la cirugía debido a la cicatrización lenta.

Muchos factores pueden retrasar el proceso natural de cicatrización del cuerpo. La exposición al humo de cigarrillo hace que el tamaño de los vasos sanguíneos de su piel disminuya. Cuanto mayor es el tamaño de los vasos sanguíneos, mejor es la circulación del oxígeno hacia las células de la piel. Las células de la piel de un fumador son lentas para cicatrizar, debido a que están levemente más privadas de oxígeno que las de un no fumador. La presencia de infección también puede retrasar la cicatrización, ya que desvía a los recursos inmunológicos del cuerpo del cierre de las incisiones. Cumpla cuidadosamente todas las instrucciones pre y postoperatorias que le da su doctor, e infórmele sobre sus antecedentes médicos, cualquier medicamento que esté tomando y el nivel de ejercicio físico al que está acostumbrado. Luego de la cirugía, si sospecha que el lugar de la incisión se puede haber infectado o no está cicatrizando de forma apropiada, consulte al médico inmediatamente. En realidad, es raro sufrir complicaciones luego de una cirugía estética de abdomen; y, si existe una buena comunicación entre el paciente y el cirujano, la mayoría de los pacientes disfrutan de resultados quirúrgicos positivos y un proceso de recuperación sin problemas.

Reducción de los riesgos de las complicaciones de la abdominoplastia

La mayoría de las veces, las cirugías estéticas de abdomen son procedimientos muy seguros. Si cumple con algunas pautas de preparación para una cirugía estética de abdomen y las instrucciones pre y postoperatorias de su doctor, disminuirán aún más las posibilidades de sufrir complicaciones luego de la cirugía de estética de abdomen.

Algunos de los peores riesgos de la abdominoplastia los sufren las personas que fuman. Si va a someterse a una cirugía estética de abdomen, se recomienda encarecidamente que deje de fumar dos semanas antes del procedimiento de abdominoplastia. Para asegurarse de que la cicatrización no se retarde, no comience a fumar nuevamente hasta que hayan transcurrido, al menos, dos semanas desde la cirugía. Las complicaciones del procedimiento de cirugía estética de abdomen también pueden ocasionarse como consecuencia de una dieta demasiado estricta o de la excesiva exposición al sol de la zona de la barriga antes de la cirugía. Las incisiones que se hacen durante la cirugía son una forma de daño al cuerpo controlada, y ambos factores pueden afectar negativamente la capacidad del cuerpo para cicatrizar las heridas. La recuperación de la cirugía estética de abdomen será más rápida y menos dolorosa si su cuerpo está descansado y alimentado antes de la cirugía. En las semanas de preparación para la cirugía, asegúrese de alimentarse con una dieta saludable y equilibrada y de dormir mucho.

Si se siente enfermo el día de la cirugía, avísele a su doctor; cuéntele sobre cualquier enfermedad o infección que esté padeciendo, ya sea un resfrío o dolor de garganta. Un síntoma que posiblemente usted considere una molestia de poca importancia puede volverlo vulnerable a ciertos riesgos graves relacionados con la cirugía estética de abdomen. Su cirujano le informará si piensa que su condición justifica la postergación de la cirugía. Siempre es mejor demorar la cirugía cuando los riesgos del procedimiento de abdominoplastia son muy altos. Las complicaciones pueden afectar todos los resultados de la cirugía estética de abdomen. Cuanto más segura sea la cirugía, menos notables serán las cicatrices y mejores los resultados de la cirugía estética de abdomen en general.

Drenajes de la cirugía estética de abdomen

Después de las intervenciones de abdominoplastia, se colocan drenajes en los pacientes que los necesiten, y esto comprende a la mayoría de los pacientes. El objetivo de los drenajes es disminuir el riesgo de formación de seroma (esto es, que se junte líquido entre la capa muscular y el pliegue de piel). Un seroma puede ser el origen de una infección. Los drenajes que se colocan luego de la abdominoplastia proporcionan un punto de salida para este líquido, lo que reduce el riesgo de sufrir complicaciones después de la cirugía.

Estos drenajes son tubos de silicona que se insertan en el abdomen, ya sea a través de incisiones especialmente hechas para este fin, o a través de la incisión de la cirugía. Estos tubos se conectan a bombas que succionan el exceso de líquido que se acumula durante el período de recuperación en su casa. Normalmente, el paciente controla el drenaje todos los días, desecha el líquido drenado y hace un seguimiento de la cantidad. Es posible que se pueda retirar el drenaje a los tres a cinco días después de la cirugía; sin embargo, según la cantidad de líquido drene, la remoción del drenaje puede demorar hasta tres semanas o más. Los drenajes de la cirugía estética de abdomen son una desventaja, pero la seguridad que proporcionan bien vale la pena.

Para conocer más sobre los riesgos, busque un cirujano especialista en cirugía estética de abdomen en su zona

Al igual que cualquier cirugía, un procedimiento de cirugía estética de abdomen, o abdominoplastia, conlleva riesgos. Es importante que los pacientes estén completamente informados tanto sobre los riesgos como los beneficios antes de someterse a la abdominoplastia. Para conocer más sobre drenajes y otras técnicas utilizadas para disminuir el riesgo de que se produzcan complicaciones luego del procedimiento de cirugía estética de abdomen, utilice DocShop para buscar un cirujano especialista en abdominoplastia cualificado en su zona y programar una consulta.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.