Menu
Menu
Find a Doctor

Complicaciones de la reconstrucción mamaria

updated

Aunque son poco frecuentes, las complicaciones de la reconstrucción mamaria pueden presentarse y, de hecho, ocurren. Cualquier mujer que esté considerando una reconstrucción mamaria después de una mastectomía debe conocer detalladamente las complicaciones potenciales, antes de someterse a la cirugía.

Complicaciones después de la reconstrucción mamaria

Varios avances nuevos han minimizado el impacto y la gravedad de las complicaciones de este procedimiento, tanto durante la cirugía de reconstrucción mamaria como después de la intervención. Sin embargo, como las complicaciones son posibles, las pacientes deben conocerlas antes de someterse a la cirugía.

Reacción adversa a la anestesia

La reacción adversa a la anestesia es una de las pocas complicaciones de la reconstrucción mamaria que puede presentarse con cualquier procedimiento quirúrgico. Entre las complicaciones y los efectos secundarios comunes de la anestesia se incluyen las náuseas y los vómitos después de la cirugía, los mareos y la visión borrosa, el dolor de cabeza y la comezón. Los problemas menos comunes abarcan dificultades urinarias e infección del pecho, especialmente en las fumadoras. Las personas con afecciones médicas preexistentes, por ejemplo, con problemas cardíacos, circulatorios o del sistema nervioso, tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones por la anestesia; por lo tanto, las pacientes deben proporcionar los antecedentes médicos completos y ser totalmente honestas con el médico antes de que se lleve a cabo la cirugía de reconstrucción mamaria.

Infección

La infección es otra de las complicaciones de la reconstrucción mamaria que puede ocurrir con cualquier tipo de cirugía. En la mayoría de los casos, es posible utilizar antibióticos para tratar eficazmente las infecciones. Una infección persistente debajo de un implante mamario puede requerir la remoción del mismo para ser completamente erradicada. Las pacientes que se someten a cirugía de reconstrucción mamaria deben comunicarse inmediatamente con el médico si, después del procedimiento, experimentan:

  • un cambio de color o un aumento en el enrojecimiento alrededor del seno o el área de la incisión;
  • una secreción de fluidos o de pus en el lugar de la cirugía; o
  • fiebre que supere los 100 grados Fahrenheit (37.8 grados Celsius).

Pérdida de sangre excesiva

Las pacientes que experimentan pérdida de sangre excesiva en el lugar de la cirugía deben también comunicarse inmediatamente con el médico. Es probable que quienes toman anticoagulantes u otros medicamentos que pueden afectar la coagulación, deban suspenderlos durante una semana o dos antes de la cirugía, a fin de minimizar los riesgos de hemorragia.

Problemas de los implantes

Las mujeres que eligen someterse a la reconstrucción mamaria con implantes enfrentan las mismas complicaciones del aumento mamario que las mujeres que deciden colocarse implantes para aumentar el tamaño de sus senos.

La más común de las complicaciones de la reconstrucción mamaria en relación con los implantes es la contractura capsular, un problema en el que se tensa la cápsula o la cicatriz alrededor del implante. Si se produce una contractura capsular después de la cirugía de reconstrucción mamaria, el cirujano extirpará y reemplazará el implante, o bien, eliminará el tejido cicatrizal.

Una contractura capsular, un daño provocado por el instrumental quirúrgico, el llenado excesivo de un implante mamario de solución salina u otros factores pueden provocar la rotura y el desinflado de un implante. Cuando se rompe un implante mamario de solución salina, el desinflado es habitualmente rápido y notorio. Sin embargo, cuando ocurre la rotura de un implante mamario de silicona, el desinflado puede ser lento y transcurrir en un período prolongado de tiempo. La solución salina imita los fluidos naturales del cuerpo, y el organismo la absorbe fácilmente. Aunque se considera que la silicona es segura, no existen conclusiones científicas definitivas sobre los efectos que puede tener en el organismo la silicona que circula libremente. Con el tiempo, todos los implantes se rompen, de modo que los médicos recomiendan realizarse una resonancia magnética dos años después del o los implantes y, posteriormente, cada año.

Entre otras complicaciones de la reconstrucción mamaria vinculadas con los implantes mamarios se incluyen los dolores de diferente duración e intensidad después de la cirugía, la infección y la cicatrización lenta de la herida. Estos problemas son comunes a la mayoría de los procedimientos quirúrgicos y, habitualmente, pueden tratarse con medicamentos. Si la paciente fuma, es probable que el cirujano especialista en reconstrucción mamaria le pida que deje de hacerlo dos semanas antes del procedimiento, a fin de garantizar que el hábito no impida el proceso de cicatrización.

Una paciente puede ayudar a minimizar la probabilidad de que se presenten problemas con el implante mamario al seguir, cuidadosamente, las indicaciones pre y postoperatorias del cirujano. Si está considerando realizarse una reconstrucción mamaria con implantes, converse con su médico sobre las complicaciones potenciales antes de someterse al procedimiento. Asegúrese de proporcionar al cirujano estético sus antecedentes médicos completos y una descripción de todos los medicamentos que toma en la actualidad o ha tomado recientemente.

Problemas de los colgajos

La reconstrucción mamaria con colgajos también puede presentar complicaciones. En las zonas donantes de donde se sacó originalmente el colgajo, los músculos pueden debilitarse. Debido a que en la cirugía hay pequeños vasos sanguíneos implicados, existe un riesgo de coagulación que puede generar complicaciones vasculares. También existe el riesgo de que se obstruya el flujo sanguíneo en el seno reconstruido, lo que puede causar la muerte del tejido del colgajo.

La reconstrucción mamaria con colgajo TRAM implica la remoción de piel, grasa y tejido muscular del abdomen, a fin de crear un nuevo seno. En la cirugía con colgajo DIEP, sólo se extirpan piel y grasa del abdomen. Ambos son métodos de preferencia, porque su resultado es una mama reconstruida natural y de aspecto uniforme. Después de la cirugía, disminuye la fuerza abdominal, pero se trata habitualmente de un problema temporal. Es posible que se presente malestar prolongado en la zona abdominal después de cualquiera de los procedimientos, y, de manera habitual, se aconseja a las mujeres que desean o intentan tener hijos que se sometan a otro tipo de procedimiento. Con ambos procedimientos, con colgajos TRAM y DIEP, queda una cicatriz abdominal de gran tamaño y marcas alrededor del seno reconstruido.

La cirugía de reconstrucción mamaria con colgajo de dorsal ancho supone el desplazamiento de tejido de la parte superior de la espalda para reconstruir la mama. Como este método suele requerir un implante mamario, la paciente enfrenta las complicaciones potenciales asociadas con los implantes. El procedimiento puede debilitar el brazo, el hombro o la espalda. Después de la cirugía, quedará una gran cicatriz en la espalda.

En un procedimiento de reconstrucción por cáncer de mama con colgajo glúteo, se utiliza tejido del glúteo inferior para realizar la reconstrucción de la mama. Pueden presentarse complicaciones si la irrigación sanguínea al tejido reubicado no es suficiente por causa de una obstrucción de los vasos sanguíneos u otros factores. El procedimiento deja una cicatriz de gran tamaño en el glúteo, en el área de la cual se extirpó el colgajo.

¿La reconstrucción mamaria interferirá con otros tratamientos?

La reconstrucción mamaria no afectará los tratamientos de radioterapia ni de quimioterapia. Sin embargo, cuando se utilizan implantes para la reconstrucción mamaria, aquéllos pueden causar complicaciones relacionadas con la mamografía. Un implante mamario puede ocultar tejidos sospechosos y dificultar la interpretación de los resultados de la mamografía. Además, como las mamas se oprimen durante una mamografía, es posible que un implante se rompa. Por estos motivos, antes de realizarse una mamografía, la paciente debe informar siempre al técnico que tiene implantes, de modo que se tomen las medidas para garantizar óptimos resultados.

Comuníquese con un cirujano especialista en reconstrucción mamaria cerca de donde vive

La reconstrucción mamaria supone cirugía mayor y no debe tomarse a la ligera. Si está pensando en someterse a un procedimiento, asegúrese de elegir un cirujano especialista en reconstrucción mamaria con quien se sienta cómoda, y analice con él exhaustivamente todas las complicaciones potenciales del procedimiento antes de decidir realizarse la cirugía. Los extensos listados de DocShop pueden ayudarla a encontrar un cirujano estético en su zona con quien pueda concertar una consulta, para analizar sus inquietudes y las complicaciones específicas que puede enfrentar.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.