Menu
Menu
Find a Doctor

Recuperación de la reducción mamaria

updated

Si bien la reducción mamaria es un procedimiento muy común y seguro, no deja de ser una cirugía mayor que implica cierto tiempo de recuperación. Las pacientes que se someten a la cirugía deben tener una clara idea sobre qué esperar durante el proceso de recuperación de la reducción mamaria, para poder estar lo suficientemente preparadas para ello. A continuación obtendrá información acerca de qué esperar después de la cirugía de reducción mamaria, incluidos datos sobre cicatrices y estimaciones de tiempo de recuperación.

Tiempo de recuperación de la reducción mamaria

Al igual que el período de recuperación posterior a cualquier tipo de cirugía, la recuperación de la reducción mamaria llevará tiempo. Para estar mejor preparada para el tiempo de recuperación, le proporcionamos información sobre qué esperar durante las semanas y los meses posteriores a la reducción mamaria.

Las primeras dos semanas

Es normal que se produzcan moretones e inflamación durante el período de recuperación de la reducción mamaria, los cuales se atenuarán luego de unas semanas. Se puede aplicar una crema humectante en las mamas para aliviar la comezón y la sequedad, siempre y cuando no entre en contacto directo con los lugares de las incisiones. Las pacientes deben seguir cuidadosamente las indicaciones posoperatorias que les proporcione el médico, para minimizar las molestias y para acelerar el proceso de cicatrización.

Durante los primeros dos o tres días después de la cirugía de reducción mamaria, la paciente debe usar una venda elástica o un sostén quirúrgico especial sobre la gasa y los vendajes. Cuando se quiten la gasa y los vendajes, la paciente continuará usando el sostén quirúrgico durante las siguientes semanas del tiempo de recuperación. Los puntos, por lo general, se quitan entre la primera y la segunda semana después de la cirugía.

Se les aconseja a las pacientes de reducción mamaria que eviten levantar objetos pesados o realizar actividades extenuantes durante varias semanas después de la cirugía. La mayoría de las mujeres, según su profesión, pueden volver al trabajo en un plazo de 10 a 14 días. Las pacientes deben evitar las relaciones sexuales durante una semana o más, ya que la excitación sexual puede causar inflamación alrededor de las incisiones.

Los primeros meses

Cualquier contacto con las mamas debe ser suave durante cuatro a seis semanas después de la cirugía de reducción mamaria. Es importante que las pacientes sepan que sus mamas pueden inflamarse y estar sensibles durante el primer ciclo menstrual del proceso de recuperación de la reducción mamaria. Además, algunas mujeres pueden experimentar dolores pasajeros durante algunos meses, especialmente al menstruar. El médico puede recetarle analgésicos para aliviar estos síntomas, lo cual ayudará a que su recuperación transcurra de la mejor manera posible.

Las alteraciones en la sensación de la piel de la mama y del pezón son síntomas comunes posteriores a la cirugía. Es posible que algunas mujeres tengan insensibilidad en la mama y el pezón hasta casi un año después de la cirugía de reducción mamaria. Otras, pueden experimentar hipersensibilidad en la zona de la mama. Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, estas alteraciones en la sensación pueden ser permanentes.

Debido a que el tejido mamario se destruye significativamente durante la cirugía, pueden pasar de seis meses a un año hasta que la inflamación se atenúe por completo y se vean los resultados de la reducción mamaria finales.

Cicatrices de la reducción mamaria

Las cicatrices de la reducción mamaria son permanentes y pueden tener un aspecto irregular y rojizo, que irá atenuándose hasta ser finas líneas blancas. Las incisiones generalmente pueden hacerse en lugares ocultos que permitan a las pacientes usar escotes bajos y trajes de baño. No obstante, él aspecto de las cicatrices de reducción mamaria depende en gran parte de la técnica quirúrgica que se utilice.

En la cirugía de reducción mamaria tradicional se hace una incisión en forma de ancla que comienza debajo de la mama y se extiende en forma vertical hacia arriba y alrededor del pezón. La reducción mamaria tradicional generalmente produce las cicatrices más extensas en comparación con todas las demás técnicas existentes. En las reducciones mamarias con incisión vertical, las incisiones se realizan en forma vertical desde el pliegue del seno hacia arriba y alrededor de la aréola, sin hacer la incisión horizontal alrededor del pliegue del seno que se usa en la técnica tradicional. En algunos casos, una reducción mamaria se puede realizar mediante liposucción únicamente. En esta reducción mamaria “sin cicatrices” sólo se necesita hacer una única y pequeña incisión a través de la cual se inserta el tubo de liposucción.

Para algunas mujeres, en especial aquéllas que fuman, las cicatrices de la reducción mamaria pueden volverse más anchas con el tiempo. Las pacientes deben seguir todas las indicaciones posoperatorias que les proporcione el médico y controlar que no se produzca infección en los lugares de las incisiones durante el tiempo de recuperación de la reducción mamaria. Controlar las incisiones correctamente y evitar una infección ayuda a reducir la aparición de cicatrices de la reducción mamaria con el tiempo y acortar el tiempo de cicatrización.

Comuníquese con un cirujano estético para obtener más información

Para obtener más información acerca del tiempo de recuperación de la reducción mamaria, así como de las cicatrices que produce la cirugía, hable con un cirujano estético experimentado. Visite el directorio en línea de DocShop de cirujanos de los Estados Unidos para buscar un cirujano especialista en reducción mamaria.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.