Menu
Menu
Find a Doctor

Cirugía de reemplazo de implantes mamarios

updated

La cirugía de aumento mamario secundaria puede consistir en la revisión o el reemplazo de implantes. El cirujano llevará a cabo un examen preliminar, para determinar la causa de sus complicaciones y recomendarle un curso de tratamiento.

Qué esperar durante una cirugía de revisión de implantes mamarios

Durante su primer examen de revisión de implantes mamarios, el cirujano determinará la causa de su problema y le recomendará cómo proceder. Si las complicaciones que usted presenta son provocadas por el tejido cicatrizal, quizás se le sugiera someterse a una revisión de implantes en lugar de a la extracción o el reemplazo. En este procedimiento, el médico extirpará el tejido cicatrizal circundante, examinará físicamente los implantes y los dejará en su lugar. Si las complicaciones se deben a la colocación inadecuada o a implantes dañados, quizás se le recomiende extraer los implantes y, posiblemente, reemplazarlos por unos nuevos.

La revisión del aumento mamario es similar al aumento mamario. Durante el aumento mamario secundario se utiliza anestesia general. La revisión o extracción puede demandar menos tiempo que el reemplazo de los implantes, ya que requiere menos pasos, aunque la mayoría de los aumentos mamarios secundarios demoran menos de una hora.

La mayor parte de las pacientes permanecerá en observación entre tres y veinticuatro horas después de la cirugía de revisión de implantes mamarios. Las pacientes deberán guardar reposo en cama por dos o tres días después del procedimiento, y podrán regresar a trabajar en una o dos semanas. Durante cuatro a seis semanas debe evitarse la realización de ejercicios extenuantes y el levantamiento de pesos.

Opciones de revisión del aumento mamario

Las complicaciones que tenga con los implantes determinarán sus opciones de revisión de implantes mamarios. Las complicaciones pueden surgir a raíz del tamaño, la forma, la textura o la posición de los implantes primarios. El cirujano le recomendará la mejor forma de proseguir con la revisión de su aumento mamario. Escoger el tipo de implante mamario correcto, la forma y la textura adecuadas y la técnica apropiada de colocación son factores importantes para evitar la necesidad de someterse a una cirugía de extracción de implantes mamarios.

Implante s de solución salina contra implantes de silicona

Si no está conforme con los resultados de la cirugía original de implantes mamarios, elegir un tipo de implante diferente puede marcar la diferencia. Las mujeres que deciden entre los implantes de silicona y de solución salina para su cirugía de reemplazo de implantes mamarios deben tomar una decisión informada después de considerar los riesgos y los beneficios de cada opción, así como sus propios objetivos estéticos.

Muchas mujeres prefieren los implantes de silicona por sobre los de solución salina, porque su aspecto y sensación al tacto son más naturales. En 1992, los implantes de silicona fueron retirados del mercado, para llevar a cabo estudios de investigación sobre su seguridad. En 2006, después de la revisión de datos exhaustivos, la Asociación de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó los implantes de silicona fabricados por dos compañías: Allergan Corp. y Mentor Corporation

Las mujeres que necesitan cirugía de reemplazo de implantes mamarios después de la rotura de los implantes de silicona deben someterse inmediatamente al procedimiento, porque la silicona puede ser perjudicial si se disemina por el cuerpo. Aunque en la actualidad se realizan estudios, aún se desconocen los riesgos para la salud asociados con la filtración de silicona. Sin embargo, una vez que la silicona que se filtró es absorbida por el cuerpo, viaja a los órganos y a los ganglios linfáticos, y es imposible eliminarla. Puesto que el gel espeso en los implantes de silicona se filtra lentamente, pueden pasar meses o años hasta que una mujer advierta un cambio en la forma o el tamaño de su seno. Por este motivo, una mujer con implantes de silicona debe realizarse resonancias magnéticas, para controlar la presencia de filtraciones dentro de los tres años posteriores a la cirugía y, luego, cada dos años. Aparte de los riesgos potenciales asociados con la filtración de silicona, los implantes son seguros, y la mayoría de las pacientes que escogieron implantes de silicona están conformes con los resultados.

Los implantes de solución salina son otra opción para el reemplazo de implantes que ofrece un aspecto natural, y se los considera más sencillos de reemplazar que los implantes de silicona, en caso de que surja una complicación. Sin embargo, ni los implantes de solución salina ni los de silicona tienen mayor incidencia de necesidad de cirugía de reemplazo. Cuando los implantes de solución salina se rompen, el líquido se filtra rápidamente, lo que evidencia que se ha producido una rotura. La filtración de los implantes de solución salina no suponen un riesgo para la salud, excepto en casos poco frecuentes cuando la solución salina está contaminada con bacterias o moho. El mayor inconveniente de los implantes de solución salina, dado que están llenos de una solución de agua salada, es que suelen ondularse más que los implantes mamarios de gel de silicona. Esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres delgadas, que poseen menor cantidad de tejido mamario para cubrir los implantes. Es importante hablar con el cirujano en el momento de decidir qué tipo de implante es más adecuado para su cirugía de reemplazo de implantes mamarios.

Implante s lisos contra implantes texturados

Antes de someterse a la cirugía de reemplazo de implantes mamarios, deberá elegir la textura de la superficie de su nuevo implante.

Los implantes texturados se diseñaron originalmente para evitar la contractura capsular, aunque no ha habido evidencia de que sean menos propensos al daño causado por el tejido cicatrizal. Puesto que los implantes texturados no se mueven dentro de la bolsa circundante de tejido, pueden tomar una forma más anatómica. Los implantes texturados, sin embargo, tienen mayor probabilidad de arrugarse y fruncirse, en especial en las mujeres con piel delgada que facilita el estiramiento de la cápsula del implante. Suele ser más difícil extirpar los implantes texturados durante la cirugía de revisión del aumento mamario, porque se adhieren al tejido circundante.

Los implantes lisos suelen tener cápsulas más delgadas y pueden moverse libremente dentro de la bolsa de la mama. Los implantes anatómicos en forma de gota de agua no están hechos con cápsulas lisas, ya que su movimiento y desplazamiento podrían provocar el plegado del implante. Los implantes lisos se usan a menudo para reemplazar los texturados en los casos en que el implante texturado se haya arrugado o combado.

Implante s redondos contra implantes en forma de gota de agua

Antes de someterse a la revisión del aumento mamario, si se decide por un reemplazo de implantes, deberá elegir la forma del nuevo implante. Los implantes redondos dan como resultado un seno de apariencia natural en la mayoría de las mujeres, y son la opción de preferencia. Las mujeres que necesitan la revisión de implantes mamarios debido a las arrugas o los pliegues de un implante texturado tendrán más probabilidad de necesitar un implante redondo liso, si deciden reemplazar el primero.

Habitualmente, las mujeres que necesitan implantes anatómicos en forma de gota de agua son las que tienen muy poco tejido mamario, en las que un implante redondo se vería poco natural.

Implante s pequeños contra implantes grandes

El tamaño es importante en la revisión del aumento mamario, y haber elegido el tamaño erróneo la primera vez suele ser la causa de la revisión o el reemplazo de implantes mamarios. El médico puede asesorarla respecto del tamaño que, anatómicamente, será proporcional al resto de su cuerpo, que es por lo general la mejor opción.

Elegir implantes mamarios de tamaño más conservador suele no generar tantas complicaciones y presenta menos posibilidades de necesitar una revisión de implantes mamarios, aunque algunas mujeres pueden decidir someterse a un reemplazo de implantes mamarios si todavía sienten que sus mamas son demasiado pequeñas.

Al escoger implantes mamarios de tamaño grande se plantea un riesgo mayor de sufrir complicaciones que pueden generar la necesidad de la revisión o el reemplazo de los implantes mamarios. Asimismo, algunas mujeres pueden descubrir que sus nuevas mamas grandes obstaculizan sus actividades diarias, o tienen una apariencia poco natural, lo que también puede impulsarlas a someterse a un aumento mamario secundario.

Comuníquese con un cirujano estético en su zona

Siempre es importante tener en cuenta las recomendaciones del cirujano al someterse a una revisión del aumento mamario. Si elige la revisión o el reemplazo de implantes mamarios, puede buscar un cirujano cualificado en su zona a través de DocShop, su recurso de información médica en línea.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.