Menu
Menu
Find a Doctor

Cirugía de rinoplastia (reparación de la nariz)

updated

La rinoplastia (o “reparación de la nariz”) es un procedimiento quirúrgico creado para mejorar o cambiar la forma de la nariz. El cirujano especialista en rinoplastia puede aumentar o reducir el tamaño de la nariz, remodelar la punta, modificar el ángulo entre la nariz y el labio superior y estrechar las fosas nasales. La rinoplastia suele realizarse como “rinoplastia cerrada”, con las incisiones ocultas dentro de la nariz. En caso de necesitarse una revisión de una cirugía de rinoplastia previa, el nuevo procedimiento de reparación de la nariz se denomina “rinoplastia secundaria”.

El procedimiento de rinoplastia (reparación de la nariz)

La rinoplastia, o “reparación de la nariz”, se suele realizar como procedimiento ambulatorio con anestesia total. Generalmente, hay dos tipos de cirugía nasal, cuya diferencia es la manera en que el cirujano accede al interior de la nariz. El cirujano comienza el procedimiento haciendo una incisión dentro de la nariz (rinoplastia cerrada) o a través de la columela (rinoplastia abierta). La columela es esa delgada porción de piel que separa las fosas nasales. Hable con su médico para saber cuál de estas dos cirugías de la nariz es la más indicada para usted.

Rinoplastia abierta

La rinoplastia abierta le permite el cirujano un acceso menos restringido al cartílago y al hueso nasal, pero es más probable que deje cicatrices. La incisión a través de la columela le da al cirujano la posibilidad de levantar la piel de la punta de la nariz y moldear el cartílago de manera muy precisa. Una vez cicatrizada, la incisión deja una cicatriz muy pequeña y casi imperceptible en la parte inferior de la nariz. A pesar de esta desventaja, muchos cirujanos creen que la reparación abierta de la nariz es el procedimiento más indicado para la mayoría de los casos.

Rinoplastia cerrada

Para muchos pacientes, la rinoplastia cerrada es el procedimiento que brinda todos los beneficios de la reparación de la nariz tradicional sin el riesgo de quedar con cicatrices externas. En esta operación, las incisiones se realizan dentro de las fosas nasales, donde permanecerán completamente ocultas. Si bien la rinoplastia cerrada no le da al cirujano tanta libertad de movimiento, igualmente brinda muchas posibilidades de mejorar la forma de la nariz. Para obtener una mejor forma o soporte en la nariz, a veces se quita hueso y cartílago, en tanto que en otras ocasiones se agrega hueso y cartílago que se extraen de otras partes del cuerpo del paciente. En otros casos, el cirujano puede considerar apropiado el uso de implantes artificiales para lograr la apariencia que el paciente desea.

Como la única diferencia entre los dos tipos de cirugía de nariz se reduce a un pequeño corte, los preparativos para la reparación de la nariz son prácticamente los mismos para ambos casos. De igual forma, tanto la rinoplastia cerrada como la abierta requieren de sedación general, aunque algunos médicos pueden recomendar sólo anestesia local. El corte extra que conlleva la cirugía de rinoplastia abierta no altera de manera significativa el proceso de recuperación de la reparación de la nariz, ya que la piel se cura más rápido que el hueso y cartílago que están por debajo. Al final de cuentas, la decisión por una cirugía de nariz u otra dependerá de cuánto acceso tendrá el cirujano sin realizar el corte y de si lograr dicho acceso es lo suficientemente importante como para justificar la pequeña cicatriz que dejará.

Taponamiento nasal

Una vez rediseñada la nariz, se cierra la incisión y se aplica un yeso para contribuir a que la nariz conserve su nueva forma. En algunos casos se recurre al taponamiento nasal —se rellenan las fosas nasales con gasa— para mantener el tabique (el tejido que divide las vías aéreas dentro de la nariz) en su lugar y controlar la pérdida de sangre excesiva. Por lo general, el taponamiento nasal se quita a los pocos días, y el yeso y los puntos se sacan después de una o dos semanas. Debido a que el taponamiento nasal está asociado con un moderado aumento de dolor después de la cirugía de rinoplastia, muchos cirujanos tratan de no usarlo a menos que sea estrictamente necesario.

Busque un cirujano en su ciudad o estado

Si está interesado en realizarse una rinoplastia abierta o cerrada, permita que DocShop lo ayude a buscar un cirujano hábil. Una “reparación de la nariz” realizada por un cirujano cualificado especialista en rinoplastia puede brindarle los resultados que desea. Hable con un cirujano de su zona para conocer más sobre el procedimiento.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.