Menu
Menu
Find a Doctor

Acné corporal

updated

El acné es un problema de la piel que afecta a personas de todas las edades y tipos de piel. De hecho, se estima que el 80 por ciento de las personas entre 11 y 30 años de edad sufrirán algún tipo de brote de acné. Aunque muchos creen que el acné es un trastorno particular de la piel del rostro, el acné corporal es un problema común que puede resultar igual de embarazoso y provocar cicatrices permanentes. Obtenga más información sobre los tratamientos del acné corporal, las cicatrices y cómo prevenirlo.

Causas del acné corporal

El acné corporal aparece cuando los folículos pilosos se tapan como consecuencia de una combinación de células cutáneas muertas y la grasa natural de la piel, o sebo. Los folículos pilosos están conectados con glándulas sebáceas que normalmente segregan grasa en la superficie del folículo para lubricar el pelo y la piel. Cuando el cuerpo produce sebo en exceso, estos folículos se pueden tapar. El resultado de estos folículos pilosos tapados son los granos, las espinillas, los puntos negros, los quistes y las lesiones más graves.

Las áreas del cuerpo con mayor concentración de glándulas sebáceas — como el cuello, la espalda, los glúteos y el pecho — son más propensas al acné corporal. Como sucede con el acné facial, la mayor actividad hormonal, las bacterias, la genética y ciertos medicamentos pueden generar una mayor producción de sebo, causante del acné.

Los agentes contaminantes ambientales, las bacterias atrapadas en la superficie de la piel y los cosméticos también pueden contribuir al acné corporal. La fricción con la ropa y el manoseo de las áreas afectadas puede causar irritación y empeorar los síntomas.

Prevención del acné corporal

Puesto que aparece en la superficie de la piel, es posible prevenir el acné corporal con buenas prácticas de higiene. Una ducha después del sudor abundante y una suave exfoliación de la piel para eliminar las células muertas y la grasa reducirán las probabilidades de que los poros se tapen, pero es importante recordar que si se fricciona con demasiada fuerza o se utilizan productos de limpieza fuertes, el acné corporal puede irritarse y empeorar. Por el contrario, los productos de limpieza suaves, a base de agua, no taparán los poros.

La suciedad y las bacterias que se juntan en las sábanas y las toallas sucias pueden contribuir a que los poros se tapen y aumentar el riesgo de acné corporal. Y dado que la fricción de las prendas ajustadas atrapa las bacterias en la superficie de la piel y causa irritación y brotes, para prevenir el acné corporal es importante vestir prendas sueltas que permitan airear el cuerpo cuando se hace ejercicio. Por último, no hurgue en las lesiones: puede causar inflamación y ocasionar cicatrices del acné corporal.

Tratamientos del acné corporal

El acné corporal puede hacer que las personas se sientas tímidas e incómodas a causa de su propia piel. Dada la cantidad de personas que padecen acné corporal, en la actualidad existen muchos tratamientos, algunos de venta sin receta y otros a los que se puede acceder a través de un dermatólogo estético. En los casos de acné corporal leve, pueden ser útiles el lavado diario con agua y jabón para eliminar las grasas y la piel muerta, y el uso de tratamientos convencionales con ácido salicílico y peróxido de benzoílo. La mayoría de los medicamentos recetados para el acné, sean tópicos u orales, requieren varias semanas antes de que puedan apreciarse los resultados, pero es fundamental perseverar en el tratamiento con el fin de evitar cicatrices permanentes a causa del acné corporal.

Medicamentos con receta

Cuando los tratamientos para el acné corporal de venta sin receta fallan, muchas personas buscan alternativas más potentes para lograr los resultados deseados. Según la gravedad del acné corporal del paciente, los médicos recetarán para su tratamiento antibióticos de aplicación tópica o productos derivados de la vitamina A, llamados también retinoides. Retin-A® es un gel tópico para el acné grave que se receta comúnmente para inducir la exfoliación superficial de la piel y dejar al descubierto la piel sana subyacente. Los resultados comienzan a apreciarse después de dos semanas, y el resultado final se alcanza, en general, al cabo de siete semanas.

Para los casos graves de acné corporal los médicos suelen recetar antibióticos orales, que ayudan a eliminar el crecimiento de bacterias sobre la superficie de la piel. También la isotretinoína, conocida como Accutane®, es un medicamento oral altamente eficaz que se utiliza para tratar todos los casos de acné, dado que reduce el tamaño de las glándulas sebáceas para que produzcan menor cantidad de grasa y disminuya el crecimiento de bacterias. Las mujeres embarazadas o que pueden quedar embarazadas no deben usar Accutane®.

En algunas mujeres, la aparición del acné es el resultado de cambios hormonales y con frecuencia se utilizan anticonceptivos orales para controlar los niveles de estrógeno y tratar así los síntomas. Consulte a su dermatólogo estético para determinar cuáles son los tratamientos para el acné corporal que mejor responderán a sus necesidades.

Tratamientos profesionales para el cuidado de la piel

Si el acné corporal se transforma en un problema severo y continuo, un dermatólogo estético puede realizar una cirugía para drenar el material que genera los puntos negros y las espinillas desde lo profundo de las glándulas. Este tipo de extracciones sólo pueden ser realizadas por un dermatólogo estético, dado que si el tejido cutáneo se rompe, pueden alojarse bacterias dentro de la piel, que causarán inflamación e infección. También las exfoliaciones con ácido glicólico pueden ser eficaces para eliminar puntos negros y espinillas y, así, aliviar el acné corporal del paciente.

Entre los tratamientos para el acné corporal en casos graves de acné nodular y quístico se incluye el tratamiento corticosteroideo intralesional, un procedimiento por el cual se inyecta una solución de cortisona en los quistes para aliviar las inflamaciones dolorosas.

También los nuevos desarrollos en renovación cutánea con láser pueden resultar eficaces para el tratamiento del acné corporal. Los tratamientos con láser como el tratamiento con luz azul LevulanÒ BLU-UÒ actúan sobre las glándulas sebáceas hiperactivas que se encuentran bajo la piel para destruir las bacterias causantes del acné. Las tecnologías láser son eficaces para tratar tanto los problemas de acné corporal activo como sus cicatrices.

Tratamiento de las cicatrices del acné corporal

La causa de las cicatrices del acné corporal es la reacción inflamatoria del cuerpo contra las lesiones. Hay dos tipos de cicatrices generadas por el acné corporal: las que se originan por una pérdida de tejido, como las cicatrices que deja un punzón, y las que se originan por una excesiva formación de tejido, como los queloides y las cicatrices hipertróficas. La mejor forma de prevenir las cicatrices del acné corporal es buscar tratamiento temprano, pero, por suerte, existen muchas opciones de dermatología estética para tratar con eficacia las cicatrices persistentes del acné.

  • Dermabrasión: La dermabrasión es uno de los métodos más antiguos y eficaces para el tratamiento de las cicatrices del acné corporal. Se realiza mediante una escobilla rotatoria que gira a gran velocidad para eliminar las células cutáneas muertas y permitir que crezca la piel nueva.
  • Rejuvenecimiento cutáneo con láser: El rejuvenecimiento cutáneo con láser es una técnica intensiva que reduce permanentemente la notoriedad de las cicatrices. Esta técnica elimina las células cutáneas muertas mediante una penetración profunda y controlada que permitir el crecimiento de piel nueva.
  • Exfoliaciones químicas para el acné: Las exfoliaciones químicas, que sólo son eficaces para cicatrices menos graves, utilizan tratamientos ácidos para dejar al descubierto la piel más joven y lisa después de exfoliar la piel dañada.
  • Técnicas de punción: Con este tipo de cirugía para las cicatrices deprimidas que deja el acné se distienden las cicatrices para permitir que el tejido cicatrizal ascienda naturalmente a la superficie de la piel o se elimina la cicatriz deprimida y se la reemplaza con un injerto de piel.
  • Inyecciones de colágeno: Los resultados de las inyecciones de colágeno son temporales. Se inyectan rellenos de colágeno debajo del tejido cicatrizal para levantar la cicatriz hacia la superficie de la piel y crear un aspecto uniforme.
  • Transferencia de grasa: De manera similar a lo que se hace con los rellenos de colágeno, en la transferencia autóloga de grasa se toma grasa de otra parte del cuerpo y se inyecta debajo de la cicatriz. Esto permite que las cicatrices profundas asciendan al nivel de la superficie. Muchos tratamientos pueden lograr resultados más duraderos.
  • Microdermabrasión corporal: No tan eficaz como la dermabrasión, en la microdermabrasión corporal se utilizan cristales de óxido de aluminio en vez de una escobilla para eliminar la piel que está en la superficie y dejar al descubierto la piel sana subyacente.

Un dermatólogo estético puede ayudar

Si no se lo trata profesionalmente, el acné corporal puede dejar cicatrices físicas y emocionales. Cuanto antes busque tratamiento, antes podrá comenzar a disfrutar de su piel lisa y sana, libre del dolor y la incomodidad que representa el acné corporal. Busque un dermatólogo estético cerca de donde usted vive para obtener más información sobre los tratamientos para el acné corporal y la reducción de las cicatrices persistentes.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.