Menu
Menu
Find a Doctor

Exfoliación química suave

updated

También conocida como exfoliación con ácido glicólico o exfoliación química con AHA, la exfoliación química suave es un tratamiento no invasivo que elimina las capas superiores de piel muerta y dañada y estimula la regeneración de células de la piel. Este tipo de exfoliación brinda un tratamiento suave para las líneas finas, el acné, la piel seca crónica y la pigmentación despareja. La formulación de la solución química empleada en una exfoliación química suave depende de las necesidades de cada paciente.

¿Qué es una exfoliación química suave?

Las exfoliaciones químicas suaves también se conocen como exfoliaciones con ácido glicólico, exfoliaciones químicas con AHA o exfoliaciones químicas con ácido salicílico. El ácido glicólico, un alfahidroxiácido (AHA) que se encuentra naturalmente en la caña de azúcar, es el ingrediente más común de las exfoliaciones químicas suaves. Sin embargo, los ingredientes y formulación de una exfoliación química suave dependen de las necesidades específicas del cuidado de la piel de cada paciente. En las exfoliaciones químicas suaves, la solución química se deja sobre la piel durante un período de tiempo relativamente corto.

Cuando se aplica en el rostro o en otra parte del cuerpo, la solución para la exfoliación química con AHA elimina las capas externas de la piel, para que aparezca una capa de piel nueva y suave. La acción de la solución química estimula la producción de elastina y colágeno, componentes fundamentales de una piel sana y joven.

 

Candidatos para exfoliaciones químicas suaves

Los candidatos para las exfoliaciones químicas suaves son los pacientes que tienen imperfecciones y trastornos de la piel relativamente leves, y que quieren rejuvenecer y realzar la apariencia de la piel sin el tiempo de recuperación que implican los tratamientos más severos. Las exfoliaciones con ácido glicólico (exfoliaciones químicas con AHA) constituyen una forma segura y eficaz de mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, y son útiles para reducir las cicatrices leves del acné y las líneas finas. Debido a que estas exfoliaciones químicas suaves exfolian la superficie de la piel y destapan los poros, también se las considera un tipo eficaz de exfoliación química para el tratamiento del acné.

Aplicación de la exfoliación química suave

En la preparación para una exfoliación química suave, primero se limpia con suavidad la piel del paciente. Después, se aplica la solución química en las zonas de tratamiento. La formulación y concentración específicas de la solución de ácido glicólico (AHA) dependen de las necesidades del paciente.

Generalmente, no es necesario un anestésico en las exfoliaciones químicas suaves, aunque el paciente puede solicitar un anestésico local o un sedante como ayuda para evitar las molestias. A medida que la solución química actúa en la piel, el paciente habitualmente tiene una sensación de hormigueo o escozor. Después de que la solución química ha estado sobre la piel durante el tiempo indicado, el médico la retirará con agua y aplicará una loción calmante.

 

El proceso completo de la exfoliación química suave suele demorar menos de una hora, y el paciente habitualmente experimenta poco o ningún enrojecimiento de la piel u otros efectos secundarios. Después de una exfoliación química suave, el paciente puede prever que reanudará sus actividades diarias de inmediato. En general, se requieren tratamientos múltiples para lograr resultados óptimos.

 

Exfoliaciones con AHA (ácido glicólico) y con BHA (ácido salicílico)

Las exfoliaciones químicas suaves contienen alfahidroxiácidos o betahidroxiácidos. Los médicos que llevan a cabo exfoliaciones químicas suaves seleccionan una solución química adecuada (o una mezcla de soluciones) de acuerdo con las necesidades del paciente.

Las exfoliaciones químicas que contienen principalmente alfahidroxiácidos pueden llamarse “exfoliaciones químicas con AHA” o “exfoliaciones con ácido glicólico”. El ácido glicólico es el tipo más común de alfahidroxiácido utilizado en el cuidado de la piel. Las exfoliaciones químicas con ácido salicílico son el tipo más común de exfoliación con betahidroxiácidos.

Los alfahidroxiácidos (AHA) son derivados de las frutas, el azúcar, la leche agria y de otras fuentes naturales. Las exfoliaciones químicas con AHA a menudo contienen:

  • ácido glicólico (extraído de la caña de azúcar),
  • ácido láctico (extraído de la leche),
  • ácido málico (extraído de peras y manzanas),
  • ácido cítrico (extraído de naranjas y limones), y
  • ácido tartárico (extraído de las uvas).

Los betahidroxiácidos son ácidos orgánicos simples derivados de frutas. Cuando un médico menciona las “exfoliaciones químicas con ácido salicílico”, se está refiriendo a un betahidroxiácido. Si bien están muy relacionados con los alfahidroxiácidos, los betahidroxiácidos difieren levemente en su estructura molecular, y rejuvenecen la piel de una manera un poco diferente.

El betahidroxiácido más común, el ácido salicílico, se ha utilizado durante décadas como remedio para el acné, y las exfoliaciones químicas con ácido salicílico son especialmente eficaces para eliminar el acné. Los betahidroxiácidos son útiles porque pueden exfoliar la piel grasa y penetrar la piel más profundamente sin causar irritación.

Independientemente del tipo específico, los alfahidroxiácidos y los betahidroxiácidos rejuvenecen la piel con suavidad y estimulan la regeneración de las células de la piel con poco o nada de irritación o malestar. En realidad, el ácido glicólico, el ácido salicílico, el ácido láctico y otros alfahidroxiácidos son tan suaves que suelen estar incluidos como ingredientes en los productos para el cuidado de la piel que se usan en el hogar, y los pacientes que se someten a una exfoliación química suave pueden tener que usar tales productos para mejorar los resultados.

Recuperación de la exfoliación química suave

Los efectos secundarios de la exfoliación química suave son pocos, y en la mayoría de los casos las exfoliaciones químicas suaves no demandan tiempo de recuperación. Si bien la piel puede “pelarse” levemente o estar apenas irritada después de una exfoliación con ácido glicólico (o exfoliación química con AHA), debe poder regresar al trabajo o a las actividades diarias casi inmediatamente después del tratamiento.

Después de la exfoliación, su médico le dará pautas que deberá seguir para garantizar el éxito del tratamiento. Generalmente, se les indica a los pacientes que usen un limpiador suave y una loción humectante específica, y que eviten exponer la piel tratada al sol.

Después de la exfoliación química suave, notará que la piel tratada ha mejorado el tono, la textura y la pigmentación. Verá mejoras adicionales a medida que progresen los tratamientos.

¿Se requieren múltiples exfoliaciones suaves para lograr los resultados deseados?

A diferencia de las exfoliaciones químicas profundas, que requieren sólo una sesión, los pacientes generalmente se someten de cinco a ocho exfoliaciones químicas suaves para lograr resultados óptimos. De la misma manera que la formulación de la solución para la exfoliación química suave está adaptada para cada paciente, el número y la frecuencia de los tratamientos varía según el plan personalizado del tratamiento para cada paciente. Si desea saber más sobre el tratamiento ideal para sus necesidades particulares de mejoramiento cutáneo, es mejor consultar a un dermatólogo o cirujano estético.

DocShop – Conexión entre pacientes y dermatólogos

Si bien la exfoliación química suave es moderada y no invasiva, para lograr resultados óptimos es importante elegir un dermatólogo experimentado para que le administre el tratamiento. DocShop cuenta con un directorio completo de dermatólogos que ofrecen exfoliaciones químicas con ácido glicólico (AHA) en su zona. Use el directorio de DocShop para buscar un dermatólogo estético cerca de donde vive que tenga experiencia en la realización de exfoliaciones químicas suaves.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.