Menu
Menu
Find a Doctor

Procedimiento para el fotofacial con IPL™

updated

La terapia con luz pulsada intensa (IPL™) es uno de los métodos nuevos más sorprendentes para el mejoramiento del tono y la textura de la piel. El procedimiento fotofacial con IPL™ es rápido y fácil, y prácticamente no requiere tiempo de recuperación.

Qué esperar durante el tratamiento con IPL™ fotofacial

Antes de que comience el procedimiento, le darán anteojos de protección contra los destellos brillantes de luz. A menudo se aplica un gel fresco en el área de tratamiento, tanto para lubricar la pieza manual como para refrescar la epidermis durante el procedimiento. Por medio de esa pieza manual, el especialista en el cuidado de la piel aplicará pulsos breves de luz brillante a la piel. Según la extensión del área a tratar, el procedimiento puede durar entre unos pocos minutos y una hora.

Durante el procedimiento de IPL™ fotofacial experimentará una sensación de calor, producida por la pieza manual. Algunos pacientes comparan esa sensación con un “chicotazo” de una bandita elástica. La cantidad de pulsos que reciba dependerá de la extensión del área que se esté tratando. Después del procedimiento, es posible que el especialista en el cuidado de la piel enfríe el área tratada para aliviar las molestias que genera el procedimiento. Sin embargo, esto suele no ser necesario, dado que el tratamiento IPL™ fotofacial es muy poco doloroso.

Tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación tras un procedimiento cutáneo con IPL™ suele ser muy corto, dado que el daño que recibe la piel durante el tratamiento es mínimo. En función del tipo de afección cutánea que usted esté tratando de remediar y de su propio tipo de piel, el enrojecimiento que aparece después del procedimiento puede persistir durante un período mayor o menor de tiempo. En muchos pacientes, los efectos secundarios del tratamiento IPL™ fotofacial desaparecen al cabo de pocas horas. No obstante, para otros pacientes, el enrojecimiento puede tardar un día o dos en desaparecer. Los pacientes tratados por acné severo a veces requieren períodos de recuperación más prolongados, aunque a menudo se sorprenden con los resultados una vez que los efectos secundarios han desaparecido.

Lo más importante para recordar después del tratamiento IPL™ fotofacial es evitar el sol durante varios días y usar mucha pantalla solar durante al menos dos semanas. La terapia con luz pulsada intensa puede ofrecerle excelentes resultados durante un año o más, pero debe cuidar que su piel esté protegida durante las primeras semanas después del tratamiento.

Tratamientos de seguimiento con IPL™

Con frecuencia son necesarios tratamientos múltiples con IPL™ fotofacial para obtener máximos resultados. En particular si usted desea remediar varios problemas — por ejemplo, mejorar la textura de la piel y reducir el enrojecimiento —, es probable que se necesiten tratamientos múltiples que afecten las diferentes capas de piel. El especialista en el cuidado de la piel podrá ayudarlo a averiguar cuántos tratamientos con IPL™ fotofacial necesitará para alcanzar sus objetivos estéticos.

Programa una consulta con un médico en su zona

Si desea conversar sobre el procedimiento IPL™ fotofacial con un experto o programar una consulta con un especialista en el cuidado de la piel, busque un médico cualificado en su zona hoy mismo. La mejor forma de determinar si la terapia con luz pulsada intensa es el tratamiento correcto para usted es ponerse en contacto con un experto.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.