Menu
Menu
Find a Doctor

Tratamiento con BOTOX® para la tensión mandibular y la ATM

updated

Cada vez con mayor frecuencia, BOTOX® se utiliza como una alternativa de tratamiento para los trastornos de la ATM (articulación temporomandibular) y la tensión y el dolor mandibular relacionados. Si se inyecta en los músculos faciales afectados por el dolor y las molestias, el BOTOX® alivia la ATM y la tensión mandibular en muchos pacientes. Las inyecciones suelen eliminar los dolores de cabeza que origina el rechinamiento dental y, en casos de estrés agudo, el BOTOX® incluso puede minimizar el problema de mandíbula encajada. A pesar de que el tratamiento con BOTOX® para estas afecciones es, en este momento, experimental, las pruebas indican que puede ser sumamente efectivo.

¿Cómo se tratan la tensión mandibular y el trastorno de la ATM con BOTOX®?

Ubicada a ambos lados de la cabeza, en el punto en que el maxilar se une con el cráneo, la articulación temporomandibular (ATM) se usa para hablar, comer, tragar y otras actividades diarias. Si esta articulación se desplaza o se esfuerza demasiado debido al rechinamiento dental excesivo, una persona puede sufrir dolores de cabeza intensos y dolor mandibular agudo a causa de la tensión. BOTOX® alivia la tensión mandibular al provocar que los músculos de la mandíbula no puedan realizar los movimientos fuertes, a veces inconcientes, que producen cefaleas y dolor.

El tratamiento alternativo con BOTOX® para los trastornos de la ATM (articulación temporomandibular) y la tensión mandibular, generalmente, es rápido, sencillo y efectivo. Al ser un procedimiento no quirúrgico, las inyecciones de BOTOX® se administran en el consultorio del médico, y el tratamiento no requiere hospitalización. La mayoría de los pacientes experimentan mejoras notorias uno o dos días después de la primera aplicación, aunque puede que el alivio se produzca recién a la semana.

Candidatos para el tratamiento alternativo con BOTOX® para afecciones mandibulares

El BOTOX® parece ser una alternativa segura al tratamiento tradicional para la mayoría de las personas que padecen tensión mandibular o algún trastorno de la ATM (articulación temporomandibular). No obstante, es importante que los proveedores de BOTOX® examinen a los pacientes para determinar su elegibilidad para el tratamiento. Durante la consulta inicial, el médico o dentista debe revisar cuidadosamente los antecedentes médicos de cada paciente antes de comenzar el tratamiento. Los pacientes deben informar si están tomando algún tipo de medicamento, droga u otra sustancia que pudiera interactuar negativamente con BOTOX®. Además, deben informar todo tipo de alergias que padezcan para así evitar una posible reacción adversa al BOTOX®. A las personas que padecen tensión mandibular o trastorno de la ATM que no pueden realizarse inyecciones de BOTOX®, se les aconseja someterse a un tratamiento más tradicional.

Riesgos y beneficios del tratamiento con BOTOX® para la tensión mandibular

Para las personas que experimentan molestias y dolor a causa de los problemas de la articulación temporomandibular, las inyecciones de BOTOX® suelen proporcionar un alivio sustancial. Si bien disminuye la capacidad de los músculos faciales para generar problemas de rechinamiento dental, el BOTOX® les permite realizar normalmente las actividades diarias como hablar, masticar y tragar. Esto convierte al tratamiento alternativo con BOTOX® para la tensión mandibular en una opción conveniente y eficaz para muchas personas. Además, el tratamiento puede ayudar a resguardar la salud dental, ya que el rechinamiento dental excesivo puede desgastar los dientes y dañar las encías, cuyo tratamiento resultaría costoso.

Si bien el tratamiento con BOTOX® para los trastornos de la ATM (articulación temporomandibular) parecen ser seguros, ciertos medicamentos, estupefacientes y otras sustancias pueden minimizar o afectar negativamente la efectividad de las inyecciones de BOTOX®. Por esta razón, los pacientes deben informar honestamente al médico sobre el uso de cualquier tipo de medicamento o sustancia antes del tratamiento. En algunos casos, los pacientes experimentaron moretones y sangrado en los lugares de la inyección, o parálisis excesiva en los músculos de las zonas tratadas. Si bien rara vez se producen complicaciones, se deben analizar con el médico todos los posibles riesgos antes del tratamiento.

¿Cubrirá el seguro el tratamiento con BOTOX® para el trastorno de la ATM?

En la actualidad, el uso de BOTOX® para trastornos de la ATM (articulación temporomandibular) no está cubierto por los planes de seguro médico. Sin embargo, debido a que los problemas de la ATM son en gran parte un problema dental, es de imaginar que las compañías de seguro cubrirán en última instancia el costo de las inyecciones de BOTOX® como medio para evitar el daño de las encías y los dientes, causado por el rechinamiento mandibular excesivo. A pesar de que las empresas aseguradoras aún no cubren el tratamiento, éste está volviéndose cada vez más popular entre los pacientes, médicos y dentistas.

Busque un proveedor de BOTOX® en su ciudad

Además de los usos estéticos de BOTOX® más conocidos, una gran variedad de aplicaciones médicas de las inyecciones de BOTOX® está tornándose popular. El tratamiento alternativo con BOTOX® para aliviar la tensión mandibular y el trastorno de la ATM (articulación temporomandibular) ha ayudado a muchas personas a disminuir o eliminar el dolor asociado con el rechinamiento dental o con los problemas de la ATM. Para obtener más información sobre el modo en que este tratamiento puede ayudar a los pacientes a sobrellevar las molestias mandibulares, utilice DocShop para buscar un dentista experimentado en el tratamiento con BOTOX® hoy mismo.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.