Menu
Menu
Find a Doctor

Inyecciones de BOTOX® para espasmos musculares

updated

En la década de 1970, el BOTOX® fue estudiado y utilizado como tratamiento para el estrabismo (ojos cruzados). Posteriormente, los oftalmólogos comenzaron a utilizar el BOTOX® para tratar el blefaroespasmo (cierre involuntario de los párpados) por su capacidad para relajar los músculos que rodean al ojo. Antes de que BOTOX® Cosmetic fuera aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) en el 2002 para el tratamiento estético de las líneas y las arrugas de la frente, el objetivo de las inyecciones de BOTOX® era tratar diversos tipos de distonía (espasmos musculares). Las siguientes secciones proporcionan una descripción general tanto del tratamiento con BOTOX® para diversos tipos de espasmos musculares como de los candidatos ideales para el tratamiento. También se explican los diferentes riesgos y beneficios que conlleva el tratamiento, así como la función del seguro de pagar el tratamiento.

¿Cómo se tratan los espasmos musculares con BOTOX® Cosmetic?

El BOTOX® actúa bloqueando los impulsos neurales que se transmiten a los músculos de la zona inyectada. En consecuencia, los músculos se relajan y los espasmos musculares (contracciones repentinas e involuntarias de los músculos) no vuelven a producirse.

Candidatos para el tratamiento con BOTOX® para espasmos musculares

Toda persona que padece espasmos musculares intensos y crónicos puede ser un candidato ideal para el tratamiento con BOTOX®. De todas maneras, los candidatos deben ser realistas en cuanto a sus expectativas. A pesar de que las inyecciones de BOTOX® son efectivas para tratar los espasmos musculares en muchas personas, los resultados varían entre los diferentes pacientes tratados.

Inyecciones de BOTOX® para espasmos de cuello

Las inyecciones de BOTOX® para los espasmos de cuello (o distonía cervical) son altamente eficaces para aliviar el dolor y restablecer el nivel de movilidad normal del cuello. La distonía cervical se caracteriza por la postura anormal en forma permanente de la cabeza y el cuello, causada por la contracción involuntaria de los músculos. Se desconoce el origen de la distonía, pero la afección se agrava al caminar o durante los períodos de estrés.

Inyecciones de BOTOX® para espasmos faciales

Las frecuentes contracciones involuntarias de los músculos faciales son típicas de un trastorno conocido como espasmo hemifacial. Este trastorno, generalmente, afecta los músculos de un lado del rostro. Las inyecciones de BOTOX® para estos tipos de espasmos musculares son, en promedio, un 95 por ciento eficaces para proporcionar alivio.

BOTOX® y tratamiento del blefaroespasmo (espasmo ocular)

El BOTOX® también se administra para tratar el estrabismo (ojos cruzados) y el blefaroespasmo. Blefaroespasmo es un término que describe todo tipo de contracción anormal e involuntaria de los músculos que controlan el movimiento de los párpados. Por lo general, el blefaroespasmo afecta ambos párpados y, si no se lo trata, puede intensificarse hasta provocar ceguera funcional.

Puesto que el blefaroespasmo implica la contracción de los músculos que rodean el ojo, lo que hace el BOTOX® es reprimir los impulsos nerviosos que controlan la contracción y, de este modo, debilitar y relajar el músculo.

Riesgos y beneficios del tratamiento con BOTOX® para los espasmos musculares

El beneficio más gratificante de las inyecciones de BOTOX® para los espasmos musculares es el alivio del dolor y las molestias. Durante un largo tiempo se ha comprobado que BOTOX® proporciona un alivio seguro y eficaz para estos tipos de afecciones y, en muchos casos, el tratamiento con BOTOX® es menos costoso e invasivo que otras terapias, incluida la cirugía.

Desafortunadamente, los efectos del tratamiento con BOTOX® son temporarios. Es necesario volver a realizar el tratamiento en forma periódica para mantener los resultados terapéuticos.

Las complicaciones posteriores al tratamiento con BOTOX® son menores. No obstante, sí se producen efectos secundarios en algunas personas.

En los pacientes que reciben inyecciones de BOTOX® para tratar la distonía cervical, las reacciones adversas más frecuentes registradas son las disfagia (dificultad para tragar), los síntomas similares a los del resfrío o la gripe, el dolor de cuello y las cefaleas.

En pacientes en que se aplica BOTOX® para el espasmo facial y el tratamiento del blefaroespasmo, los efectos secundarios son debilidad facial, ptosis (párpados caídos), inflamación de la córnea, ojo seco y visón doble.

¿Cubrirá el seguro el tratamiento con BOTOX® para el espasmo muscular?

Algunas compañías de seguro cubren el uso de BOTOX® para el tratamiento de los espasmos musculares. Desafortunadamente, aproximadamente la mitad de los pacientes que desean realizarse el tratamiento lo hacen sin la ayuda de su empresa aseguradora. DocShop proporciona información adicional sobre el costo de los tratamientos con BOTOX®.

DocShop lo ayuda a buscar médicos cerca de donde vive

El directorio de médicos de DocShop puede ayudarlo a buscar un dermatólogo estético cualificado que pueda proporcionarle más información sobre el uso de las inyecciones de BOTOX® para el tratamiento de los espasmos musculares.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.