Menu
Menu
Find a Doctor

Proceso del tratamiento con Restylane®

updated

El tratamiento con Restylane® es fácil de realizar y ya se encuentra disponible. Restylane® es un gel inyectable que puede utilizarse para realzar los labios voluminosos o darle forma a los labios finos, así como también para tensar la piel del rostro rellenando las líneas y arrugas finas a moderadas. Es sencillo cuidarse después de recibir las inyecciones de Restylane®: los a cuidados posteriores al tratamiento sólo implican recordar algunas precauciones menores para asegurarse de recibir lo mejor del tratamiento con Restylane®.

Preparación para el tratamiento con Restylane®

Antes de someterse al un tratamiento con Restylane®, hay que tomar ciertas precauciones. Siempre es aconsejable que consulte con un médico para saber si usted es un buen candidato para las inyecciones de Restylane®. Debería dejar de tomar aspirina y suplementos con vitamina E antes de recibir Restylane®, ya que pueden aumentar la posibilidad de que aparezcan moretones o sangrado en el lugar de la inyección, y también prolongarán su tiempo de cicatrización. Su médico le informará si algún otro medicamento que usted esté tomando podría interferir con su tratamiento y también si debe evitarlos. Si usted tiene otros problemas de salud, también asegúrese de comentárselos a su médico.

Una de las características más atractivas del tratamiento con Restylane® es que no es necesario realizar una prueba preliminar en la piel. Debido a que Restylane® es un relleno que no es de origen animal y que también es incoloro, existen pocas probabilidades de que se produzca una reacción alérgica. Éstas son buenas noticias para quienes están interesados en afirmar su rostro, reducir líneas y arrugas finas y agregarle volumen a los labios, pero que son alérgicos a los componentes animales que se encuentran en la mayoría de los otros inyectables.

¿Cómo actúa Restylane®?

El tratamiento con Restylane® se realiza en el consultorio del médico y puede llevar de unos minutos a media hora, y los pacientes pueden volver a trabajar inmediatamente después del procedimiento.

Antes de administrar las inyecciones, su médico puede elegir utilizar una anestesia local para adormecer la zona de tratamiento. Luego, se inyecta, con una aguja muy fina, una pequeña cantidad de relleno Restylane® en la piel. Ya que la aguja es tan delgada, existen muy pocas molestias asociadas con las inyecciones. Las moléculas de ácido hialurónico que componen la parte más importante del relleno Restylane® atraen el agua de manera natural y hacen que el tejido debajo de las líneas y arrugas se inflame. Este proceso rellena de forma inmediata las arrugas y brinda más suavidad a la piel. El resultado es un rostro con aspecto más juvenil en minutos.

Debido a que el ácido hialurónico se encuentra de manera natural en el cuerpo humano, con el tiempo éste lo reabsorberá y los efectos de Restylane® desaparecerán. Asimismo, un tratamiento con Restylane® dura más que otros rellenos estéticos y no será necesario otro tratamiento hasta luego de 12 meses.

¿Es doloroso el tratamiento con Restylane®?

La mayoría de los pacientes describen el tratamiento con Restylane® como relativamente indoloro. La queja más común es la sensibilidad y el enrojecimiento que se producen en el lugar de la inyección. Para inyectar el gel Restylane® se utiliza una aguja extremadamente fina (las agujas más pequeñas provocan menos dolor que las agujas más grandes). Con frecuencia se utiliza una anestésico local para adormecer levemente la zona de tratamiento, especialmente en el caso del realce de labios. Los pacientes pueden abandonar el consultorio inmediatamente después del tratamiento y, aunque deben tener cuidado y evitar la luz solar y el calor, pueden volver a la actividad normal el mismo día.

Su médico puede aconsejarle utilizar una bolsa de hielo para reducir los efectos secundarios de Restylane®, como la inflamación y la sensibilidad en el lugar de la inyección. Las molestias relacionadas con el tratamiento con Restylane® deberían desaparecer a las horas o días después del procedimiento. Si continúan después de este plazo, debería notificar a su médico.

Cuidados posteriores al tratamiento con Restylane®

Los cuidados posteriores al tratamiento con Restylane® son simples y generalmente no interfieren con las rutinas diarias de los pacientes. Los pacientes deben evitar la sobreexposición al calor y a la luz del sol, ya que esto podría aumentar la inflamación y los moretones en el lugar de la inyección. También, se deben evitar las exfoliaciones químicas, el rejuvenecimiento cutáneo con láser, el estiramiento cutáneo con láser y otros tratamientos con láser, ya que pueden provocar inflamación. El dolor después del tratamiento debe ser mínimo. Una queja común entre los que se han realizado el tratamiento con Restylane® es la inflamación, aunque debería desaparecer durante los primeros días después de la inyección. El tiempo de cicatrización varía según la persona, sin embargo, algunos pueden experimentar enrojecimiento e inflamación por más tiempo que otros.

Los médicos les aconsejarán a los pacientes evitar flexionar los músculos faciales en la zona del tratamiento. El estiramiento de los músculos puede alterar el gel Restylane®. Durante las primeras 24 horas después del tratamiento, es mejor evitar los movimientos bruscos del área tratada. Por ejemplo, se le aconsejaría a un paciente que se ha realizado un tratamiento con Restylane® para el aumento del tamaño de los labios que no se ría en exceso, ya que esto estirará los músculos circundantes, lo cual puede afectar al gel Restylane®. Como parte del proceso de cuidados posteriores al tratamiento con Restylane®, también es aconsejable el uso de una bolsa de hielo, según sea necesario, para reducir la inflamación y el enrojecimiento en el lugar de la inyección.

Mantenimiento de los resultados de Restylane®

Los resultados de Restylane® tienden a durar más que los de otros rellenos estéticos. Pueden ser necesarios unos retoques después de seis meses en las zonas que son más propensas al movimiento, como los labios. Asimismo, algunos pacientes desean un tratamiento de retoque durante las primeras dos semanas después del procedimiento inicial. Sin embargo, las inyecciones de Restylane® duran, en promedio, alrededor de ocho a doce meses. Después de este período, usted puede elegir realizarse otro tratamiento con Restylane® y, debido a que cada tratamiento posterior tiende a durar más que el anterior, sus resultados pueden mantenerse fácilmente consultando a su médico de manera regular. Si elige no aplicarse más inyecciones de Restylane®, su piel absorberá naturalmente el ácido hialurónico y no dejará rastro de relleno estético.

Lo más importante para recordar sobre el tratamiento con Restylane® y los demás inyectables de su clase es que son temporales y que sus efectos finalmente desaparecen. Aunque Restylane® dura dos veces más que otros inyectables, la solución más permanente para mejorar su rostro es la cirugía plástica.

Busque un dermatólogo a través de DocShop

Con DocShop, usted puede buscar un especialista en tratamientos con Restylane® cualificado en su zona para brindarle una piel más tersa y juvenil. El tratamiento con Restylane® conlleva un riesgo bajo de complicaciones y efectos secundarios, y los cuidados posteriores al tratamiento son simples y sin preocupaciones.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.