Menu
Menu
Find a Doctor

Acné

updated

Casi todos los adolescentes padecen algún tipo de problema de acné. Sin el tratamiento y el cuidado de la piel adecuados, algunos tipos de acné pueden dejar cicatrices. Con el objeto de reducir la aparición de brotes de acné y evitar las cicatrices, es importante comprender cuáles son las causas del acné y conocer los métodos más eficaces para su tratamiento.

Causas del acné

El problema del acné se presenta cuando las glándulas sebáceas hiperactivas producen demasiada grasa y tapan los folículos de la piel. Sin embargo, aún no están claros los motivos por los que esto ocurre más en algunas personas que en otras. El tratamiento eficaz del acné y la prevención de la formación de cicatrices dependen del conocimiento que se tenga de las causas reales del acné y de cómo tratarlas eficazmente.

Genética

Las causas primarias del acné son biológicas. Durante la adolescencia, las células cutáneas que revisten el interior de los folículos pilosos comienzan a caerse tupidamente y aumenta la producción de grasa de la piel.Como resultado, los folículos pilosos se tapan y aparecen erupciones de acné sobre la piel. La genética es el principal factor determinante del grado en que se desarrolla el acné. Un adolescente cuyos padres padecieron acné de moderado a severo tiene grandes probabilidades de enfrentar un problema de acné similar. El dermatólogo estético podrá proporcionarle un tratamiento eficaz para el acné que alivie incluso el problema más extenso, y utilizar procedimientos avanzados para la eliminación de las cicatrices del acné que restauren el cutis claro y sano.

Medicación

Algunos tipos de medicación también pueden producir acné, pero esto es raro en comparación con el acné vinculado a la genética. Se ha demostrado que los medicamentos que producen acné incluyen los esteroides anabólicos y los corticosteroides, algunos anticonvulsivos, el litio, la isoniazida y la rifampina, los inmunosupresores y los que contienen iodo. Si está tomando alguno de estos medicamentos y sospecha que ésta es la causa de su problema de acné, NO deje de tomarlo. Hable con el médico para ver si puede cambiar el medicamento o indicarle un tratamiento adecuado para el acné.

Piel grasa

Contrariamente a lo que se cree, no es la piel grasa lo que provoca el acné. Sin embargo, dado que tanto la piel grasa como el acné son el resultado de una producción excesiva de grasa por parte de las glándulas sebáceas durante la adolescencia, con frecuencia se comete el error de considerar a la piel grasa como la causa del acné. La causa principal del acné no es la grasa de la piel sino los folículos tapados bajo su superficie. Para controlar el acné, es importante adoptar hábitos de cuidado de la piel, entre los que se incluye la limpieza diaria, que mantengan la piel sana y eliminen el exceso de grasa. No obstante, la limpieza excesiva y los productos duros pueden irritar la piel y, posiblemente, provocar un problema de cicatrices del acné.

Los alimentos que consume

Muchas personas creen que ciertos alimentos provocan o empeoran el problema del acné, pero la dieta influye muy poco. Llevar una dieta balanceada y saludable puede mejorar la salud en general. Evitar los alimentos que parecen agravar sus problemas de piel puede ayudar a disminuir la gravedad de un brote de acné, pero reemplazar los alimentos que consume no es un tratamiento eficaz para el acné.

Estrés

Existe evidencia que sugiere que el estrés puede agravar un problema de acné, pero no es una de las causas principales. En muchos casos, una violenta exacerbación de acné es la causa del estrés, más que su resultado. Las ténicas de control del estrés pueden mejorar la salud física y mental en general, pero no son un tratamiento eficaz para el acné.

Cambios hormonales

En muchas personas, los cambios hormonales son desencadenantes del acné. Los cambios hormonales que se producen durante la pubertad son en parte responsables del problema de acné de los adolescentes. Algunas mujeres experimentan brotes que se desarrollan o empeoran en determinados momentos del ciclo menstrual o durante el embarazo. Sin embargo, el factor principal determinante del acné es la genética.

Prevención del acné

Puesto que las causas del acné están estrechamente vinculadas a la predisposición genética, no existe manera de evitar realmente el acné. No obstante, existen muchos tipos de tratamiento del acné diseñados para prevenir la formación de granos una vez que el acné ha comenzado a aparecer. Existen, además, una cantidad de formas de evitar que un problema de acné empeore y de que las lesiones se transformen en cicatrices.

Las lesiones, del tipo que sean, no se deben escarbar, apretar ni rascar. Si frota o utiliza productos duros para limpiar áreas afectadas por el acné, sólo irritará la piel y empeorará el problema de acné. El cuidado apropiado de la piel con acné se logra lavando delicadamente con un limpiador suave. El maquillaje, utilizado a menudo para ocultar las lesiones del acné, puede en ocasiones agravar el problema. Usar la menor cantidad posible de maquillaje y solamente productos que no obstruyan los poros puede ayudar a prevenir los brotes de acné.

Tratamiento del acné

Es la gravedad del problema de acné la que determina el tratamiento correcto. El cuidado de la piel, como hábito, puede ayudar a controlar el acné leve, pero si los casos de moderados a severos no son tratados por un dermatólogo, puede generarse tejido cicatrizal. El dermatólogo podrá recetarle uno a partir de una amplia variedad de medicamentos para el acné, tópicos (que se colocan sobre la piel) u orales. También puede realizar procedimientos eficaces para el tratamiento del acné con el objeto de controlar los brotes y reducir o eliminar las cicatrices. Los diferentes tratamientos apuntan a las diferentes causas del acné y los dermatólogos suelen combinarlos para maximizar la eficacia.

Entre los medicamentos tópicos conocidos para el acné se incluyen el peróxido de benzoílo y el ácido salicílico. La mayoría de los tratamientos de venta libre contiene alguno de estos medicamentos. Un tratamiento tópico más potente para el acné es el medicamento recetado de nombre tretinoína, a la venta como Retin-A®, Renova® o Avita™. Para los casos graves es posible que el dermatólogo indique isotretinoína, conocida también como Accutane®, que es un retinoide oral muy potente. Cada uno de estos medicamentos es eficaz para ciertos tipos de acné y cada uno tiene sus propios beneficios, riesgos y efectos secundarios potenciales. El dermatólogo podrá ayudarlo a determinar cuál es el mejor tratamiento para su acné.

Además de indicarle medicamentos efectivos para el tratamiento del acné, un dermatólogo cualificado también podrá administrarle procedimientos eficaces para tratar el problema del acné. Las exfoliaciones químicas para el acné pueden eliminar los puntos negros y las pápulas asociados con el acné leve. La terapia con luz azul, conocida también como ClearLight™, es una tecnología relativamente nueva que ha dado buenos resultados en los pacientes con acné inflamatorio. La terapia fotodinámica con Levulanâ es un tratamiento que utiliza la misma luz azul en combinación con un medicamento tópico que intensifica el efecto de la luz sobre la piel. El fotofacial con luz pulsada intensa (IPLÔ) también puede tratar eficazmente el acné destruyendo las bacterias que originan la inflamación.

Adopte un régimen para el cuidado de la piel

Si bien mantener la piel limpia no evitará la aparición del acné, el buen cuidado de la piel con acné minimizará las posibilidades de infección y ayudará a que las lesiones del acné cicatricen. Los dermatólogos recomiendan lavar la cara dos veces al día con agua y un limpiador suave. No friegue ni use agua muy caliente. Lavarse con más frecuencia o utilizar productos ásperos sólo irritará la piel, inhibirá la cicatrización y aumentará las posibilidades de que se produzcan cicatrices.

Los medicamentos para el acné y los productos para su tratamiento deben utilizarse según las indicaciones y en forma regular, para que funcionen correctamente. Si programa una rutina específica para el cuidado de la piel con acné, le resultará más fácil acordarse de utilizar los medicamentos y los productos según las indicaciones, y el tratamiento será más satisfactorio.

Dado que algunos tipos de cosméticos, cremas humectantes y otros productos pueden agravar el problema del acné o deshidratar la piel, es importante que cuando solicite un tratamiento consulte también al dermatólogo sobre los productos que está utilizando para el cuidado de la piel.

Tratamiento de las cicatrices del acné

Aunque generalmente es una afección temporal, el acné severo puede dejar un problema de cicatrices que dure el resto de su vida. El dermatólogo estético puede ofrecerle una variedad de procedimientos para eliminar o reducir las cicatrices del acné. Se ha demostrado que tanto la microdermabrasión, como las exfoliaciones químicas profundas y el rejuvenecimiento cutáneo con láser han resultado eficaces para reducir o eliminar las cicatrices del acné. Para cada paciente, el tratamiento adecuado para eliminar las cicatrices del acné depende de la gravedad de las cicatrices, del tipo de piel y de otros factores. El dermatólogo estético le recomendará el procedimiento más apropiado para usted.

Consulte a un dermatólogo por su problema de acné

El acné representa un problema para la mayoría de los adolescentes y para algunos adultos. El dermatólogo estético podrá ofrecerle un tratamiento eficaz para el acné, con medicamentos y procedimientos avanzados que ayudan a limpiar la piel y a tratar las causas del acné. Al disminuir o borrar las cicatrices del acné, los procedimientos para eliminar las cicatrices alisan el cutis. Si utiliza las extensas listas de DocShop para buscar un dermatólogo estético cerca de donde vive y programa una consulta, el tratamiento profesional para el acné y los productos recetados para el cuidado de la piel estarán a su disposición o a disposición de sus personas queridas.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.