Menu
Menu
Find a Doctor

Textura de la piel

updated

Son varios los factores que contribuyen a que la piel tenga un aspecto parejo, incluidos la cantidad de colágeno y de elastina presente en la piel. El colágeno y la elastina son las proteínas responsables de la elasticidad, el tono y la textura de la piel, y se ven afectadas por la dieta, la edad, las hormonas, los productos para la piel, los tratamientos estéticos y la salud en general. Para lograr una piel lisa y de aspecto radiante, es importante comprender cómo estos factores influyen unos sobre otros. El primer paso para mejorar la textura de la piel es identificar a los culpables de una piel imperfecta.

Causas de la piel manchada y despareja

Son muchos los factores ambientales que pueden hacer que la piel se manche y se torne despareja. Entre ellos se incluyen el viento, la suciedad, los productos químicos, los climas áridos, el tabaquismo, la polución y la radiación ultravioleta (causa del daño por el sol). Todos estos elementos despojan a la piel de su colágeno natural y de sus fibras de elastina, y hacen que se vea seca, áspera y arrugada.

También la edad tiene un papel importante en la aparición de arrugas, manchas de envejecimiento, manchas y aspereza en la textura de la piel. Tanto las arrugas como las líneas finas y el aspecto desparejo de la piel se desarrollan como parte del proceso natural de envejecimiento. Por suerte, es posible reducir los signos externos de la edad llevando un régimen minucioso de cuidado y protección de la piel.
Algunas afecciones específicas como el acné, la rosácea, la psoriasis y las alergias pueden afectar considerablemente la salud general de la piel y aportar en gran medida a las manchas y la textura despareja. Si tiene inflamación excesiva, comezón, sequedad o dolor, es importante que incorpore a su plan de cuidado de la piel un tratamiento para su trastorno específico.

Cómo lograr una piel lisa

Puede seguir una cantidad de pasos sencillos para lograr una piel lisa y de aspecto lozano.

  • Limpieza – La piel libre de exceso de grasa y suciedad se verá y se sentirá mejor. La Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology) recomienda limpiar la piel normal con jabón común y agua. Si su piel es seca o grasa, quizá prefiera buscar un producto de limpieza específico para su tipo de piel.
  • Exfoliación – Normalmente, la limpieza sola no es suficiente para mejorar la textura de la piel. La exfoliación ayuda a eliminar el exceso de piel, grasa y suciedad de la capa externa de la piel y, en consecuencia, reduce la tendencia a la aspereza y los brotes. En general, un exfoliante facial suave hará el truco; sin embargo, si la textura de su piel es muy áspera o despareja, los tratamientos termales como la microdermabrasión, las exfoliaciones químicas o el rejuvenecimiento cutáneo con láser pueden ayudar a alisar la piel y a proporcionarle un aspecto más luminoso.
  • Humectación – Aún cuando su piel sea proclive al acné o su cutis sea graso, es importante que mantenga la piel hidratada utilizando un humectante diario combinado con tratamientos termales o con máscaras caseras regulares.
  • Protección – El daño producido por el sol es uno de los mayores responsables de la textura áspera de la piel y del tono desparejo, sin mencionar el cáncer de piel. Por lo tanto, es fundamental que proteja su piel con pantalla solar o con humectante de factor de protección solar (FP) 15 o más alto cada vez que esté al aire libre.

Además de un régimen cuidadoso para la piel, los cambios sencillos en el estilo de vida pueden establecer la diferencia para lograr una piel sana y de aspecto luminoso. Entre muchos otros beneficios, el ejercicio regular (alrededor de 30 minutos diarios) aumenta la circulación y provee más oxígeno a la piel. Beber ocho vasos de agua por día es otra de las maneras más fáciles y menos costosas de mejorar la textura y el aspecto de la piel. Por último, una dieta balanceada rica en antioxidantes y en ácidos grasos omega-3 (presentes en los peces silvestres de aguas frías, en las nueces, en los huevos fortificados, en la linaza y en los vegetales de hojas verdes) puede ayudar a mantener su piel lisa y sana todo el año.

Consulte a un dermatólogo para mejorar la textura de su piel

Con el fin mejorar la textura de su piel y lograr un cutis de aspecto liso, quizá desee consultar a un dermatólogo para que le haga un análisis dérmico completo. El dermatólogo podrá ayudarlo a tratar sus áreas problemáticas e indicarle el mejor tratamiento para su tipo de piel. Utilice el directorio de DocShop para buscar un dermatólogo en su zona.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.