Menu
Menu
Find a Doctor

Tecnologías de reproducción asistida (ART)

updated

Cuando los tratamientos convencionales no pueden ayudar a que una pareja conciba, un especialista en fertilidad puede optar por la tecnología de reproducción asistida (ART). La tecnología de reproducción asistida brinda esperanza a muchas personas que han lidiado con la infertilidad, pero es más invasiva y mucho más costosa que otros tipos de tratamientos para la infertilidad. A continuación, podrá obtener información sobre las tecnologías comunes de reproducción asistida, que incluyen la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y la incubación con láser, así como los riesgos y beneficios de estas tecnologías de reproducción asistida.

¿En qué consiste la tecnología de reproducción asistida (ART)?

La tecnología de reproducción asistida (ART) incluye tratamientos de la fertilidad en los que se manipulan óvulos y espermatozoides. La fertilización in vitro (IVF), la transferencia intratubárica de gametos (GIFT), la transferencia intratubárica de cigoto (ZIFT) y la transferencia intratubárica de embriones (TET) son procedimientos comunes de ART. La tecnología de reproducción asistida también se refiere a técnicas específicas de micromanipulación y laboratorio, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y la incubación con láser. Estas técnicas de micromanipulación con láser y micromanipulación de espermatozoides están diseñadas para incrementar la eficacia de la IVF (fertilización in vitro) y otros tratamientos a fin de solucionar una variedad de problemas de infertilidad.

Técnicas de ART

Los procedimientos de la tecnología de reproducción asistida incluyen la extracción quirúrgica de óvulos de los ovarios, su combinación con espermatozoides en un plato de laboratorio y la colocación nuevamente en el cuerpo de una mujer.

La ART puede resultar beneficiosa para cualquier pareja que haya experimentado infertilidad debido a las siguientes causas comunes:

La fertilización in vitro (IVF), el primer procedimiento de tecnología de reproducción asistida, se desarrolló con el fin de tratar la infertilidad causada por una obstrucción de las trompas de Falopio. En la actualidad, se han incluido variaciones en la técnica que tienen una mayor eficacia para la infertilidad causada por otros problemas.

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

En el procedimiento tradicional de IVF, los óvulos de la paciente se combinan con los espermatozoides de su pareja en un laboratorio y el embrión que se obtiene como resultado se implanta en el útero. Si la infertilidad es debida a problemas con los espermatozoides del hombre, se puede utilizar una técnica de micromanipulación de espermatozoides llamada inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Candidatos para la ICSI

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides se utiliza con mayor frecuencia para las parejas que han tenido problemas para concebir debido al factor de infertilidad en el hombre. En casos en los que la fertilización no ocurre debido a un recuento bajo de espermatozoides, una motilidad (movimiento) insuficiente de los espermatozoides o espermatozoides con forma anormal, el tratamiento de la fertilidad con ICSI incrementa la probabilidad de un embarazo. Las parejas que han intentado concebir sin éxito con los procedimientos tradicionales de IVF y los hombres que han tenido una reversión de vasectomía fallida podrán tener éxito con la ICSI.

Acerca del procedimiento de la ICSI

Durante el procedimiento de la ICSI, se inyecta la cabeza de un solo espermatozoide en el óvulo, con lo que se elimina la necesidad de que el espermatozoide penetre el óvulo para la fecundación.

Un ciclo completo de ICSI incluye una serie de pasos. En primer lugar, la mujer debe tomar medicamentos para la fertilidad a fin de estimular la ovulación, controlar la maduración del óvulo y facilitar la recolección de varios óvulos. Una vez que se haya determinado que los óvulos están listos a través de ultrasonido, éstos se recolectan mediante un procedimiento quirúrgico menor en el que se utiliza una aguja hueca para extraer los óvulos de los ovarios.

Para los hombres con espermatozoides con poca motilidad o recuento bajo de espermatozoides, éstos se obtienen a través de la eyaculación normal. Para aquéllos con otros problemas de fertilidad, pueden requerirse procedimientos quirúrgicos como la aspiración microquirúrgica de espermatozoides del epidídimo (MESA), la aspiración percutánea de espermatozoides del epidídimo (PESA) o la extracción de espermatozoides del testículo (TESE) con el propósito de recolectar los espermatozoides.

Una vez que se hayan obtenido los espermatozoides y los óvulos, se recoge un único espermatozoide con una aguja muy pequeña que se inserta a través de la zona pelúcida (la cubierta del óvulo) y hasta el centro del óvulo (citoplasma). Una vez confirmada la fecundación, normalmente en el plazo de uno a seis días, el embrión o los embriones obtenidos se colocan en el útero de la mujer en un procedimiento llamado transferencia de embriones. Es posible colocar varios embriones, en general entre dos y cuatro, en el útero para incrementar las probabilidades de un embarazo.

Incubación asistida con láser

Para que se produzca un embarazo a partir de un procedimiento de tecnología de reproducción asistida, el embrión debe implantarse con éxito en el útero después de su transferencia. La incapacidad de que el embrión se implante es una de las principales razones por las que algunos procedimientos de ART, como ICSI, no logran el embarazo.

Cuando los espermatozoides y los óvulos se combinan en un laboratorio, la zona pelúcida (la cubierta que rodea al óvulo fecundado) se endurece, lo que dificulta que el embrión se implante. La técnica de micromanipulación con láser llamada incubación con láser es una técnica adicional de laboratorio diseñada para mejorar la eficacia de los procedimientos de tecnología de reproducción asistida como la ICSI.

Con un láser de precisión, se realiza una abertura en la zona pelúcida para debilitar la pared del embrión. La abertura realizada con la incubación con láser ayuda a que el embrión emerja de la zona pelúcida y se implante correctamente.

Riesgos, beneficios y problemas posibles con la ICSI y otras tecnologías ART

Las tecnologías de reproducción asistida pueden ayudar a las parejas que han lidiado con la infertilidad a lograr el embarazo. El tratamiento con ICSI puede incrementar aún más las posibilidades de concepción, especialmente en casos en los que el problema yace en la infertilidad por factor masculino. Los tratamientos de la infertilidad con ICSI también pueden ser una solución para aquellas personas que se han sometido a una reversión de vasectomía sin éxito y para las parejas que han tenido procedimientos de IVF fallidos.

Si bien las ART pueden ayudar a que una pareja conciba, existen múltiples riesgos y problemas asociados con los procedimientos. El proceso de cualquier procedimiento de ART puede ser emocionalmente agotador y someter a una gran presión tanto física como financiera a la pareja.

No existe garantía alguna de que a través de las tecnologías de reproducción asistida, incluido el tratamiento con ICSI, se logre un embarazo. Según un estudio nacional llevado a cabo por el U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos) y Centers for Disease Control (Centros para el Control de Enfermedades) en 2003, cerca del 65 por ciento de los ciclos de ART que utilizaron óvulos frescos, no pertenecientes a donantes, no logró producir un embarazo. Por lo tanto, es posible que se requiera más de un ciclo de ART para lograr un embarazo.

Además, las parejas pueden enfrentarse a una presión financiera debido al costo de la ICSI. Un ciclo de ICSI cuesta $10,000 o más, según el lugar donde viva y las opciones adicionales que estén incluidas, y puede requerirse más de un ciclo para lograr un embarazo.

Aparte de la presión financiera y emocional, otras inquietudes importantes se han asociado con las tecnologías de reproducción asistida y el uso de la ICSI.

Defectos de nacimiento

La mayoría de los estudios demuestra que no hay un incremento en los defectos de nacimiento y otros problemas con los bebés nacidos a partir un embarazo con ICSI o ART en relación con los bebés nacidos por métodos naturales. No obstante, aún existe una inquietud sobre la calidad de los espermatozoides utilizados en el procedimiento de ICSI.

En la concepción natural, sólo los espermatozoides más fuertes son capaces de fecundar el óvulo, con lo que se descartan los espermatozoides de menor calidad. Durante el tratamiento con ICSI, los espermatozoides se eligen y se inyectan en el óvulo, lo que admite la posibilidad de que se utilicen espermatozoides más débiles. Si una infertilidad grave en el hombre es uno de los factores, la preocupación es que se transmitan las causas de la infertilidad a los hijos, junto con otras anormalidades cromosómicas y problemas genéticos asociados con la infertilidad.

A fin de determinar el riesgo de transmitir estos problemas genéticos a los hijos, algunos especialistas sugieren que la pareja se someta a un cribaje (screening) genético antes de los procedimientos de ART como la ICSI.

Embarazos múltiples

En muchas ocasiones, se crean múltiples embriones y se transfieren al útero para aumentar la probabilidad de un embarazo. Es importante saber que si se colocan varios embriones, es posible que todos se implanten y se produzcan embarazos múltiples. Los embarazos múltiples están asociados con un mayor riesgo de parto prematuro, un bajo peso al nacer y otras complicaciones.

Embarazo ectópico

Con los procedimientos de tecnologías de reproducción asistida, parece existir un leve aumento en la posibilidad de que ocurran embarazos ectópicos. En los embarazos ectópicos, el embrión se implanta fuera del útero, por lo general, en las trompas de Falopio, pero algunas veces lo hace en el abdomen, el ovario o el cuello del útero.

Medicamentos para la fertilidad

En el primer paso de la mayoría de los ciclos de tecnologías de reproducción asistida se utilizan medicamentos para la fertilidad a fin de estimular la ovulación, pero se ha demostrado que el uso de estos medicamentos aumenta el riesgo del síndrome de hiperestimulación ovárica (OHSS), una estimulación excesiva de los ovarios. En etapas leves, el OHSS causa acumulación de líquidos en el abdomen y malestar, pero en casos graves, puede provocar una acumulación de líquidos en el abdomen, el corazón y los pulmones que puede poner en riesgo la vida, lo que requiere de hospitalización para prevenir daños cardíacos e insuficiencia hepática. Si se presenta el OHSS, el ciclo de ART generalmente se interrumpirá. Algunos estudios también han relacionado el uso de medicamentos para la fertilidad con un incremento en el cáncer de ovario, pero estudios recientes no indican un riesgo mayor.

Busque una clínica de fertilidad a través de DocShop

DocShop puede serle útil para buscar un especialista que lo ayude a obtener más información acerca de la tecnología de reproducción asistida, incluida la ICSI y la incubación con láser. Le recomendamos que hable sobre los costos, los riesgos y otras inquietudes que pueda tener en relación con estos diferentes tratamientos para la infertilidad. Busque una clínica de fertilidad en su zona hoy mismo.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.