Menu
Menu
Find a Doctor

Diagnóstico de la retinopatía diabética

updated

Una de las complicaciones más atemorizantes de la diabetes es la enfermedad ocular degenerativa llamada retinopatía diabética. Solamente un oftalmólogo experimentado puede realizar el diagnóstico de este trastorno, si bien existen ciertos signos y síntomas de la retinopatía diabética que los pacientes deben tener presentes. A continuación, encontrará información importante sobre los cuatro métodos principales que se usan en la actualidad para diagnosticar la retinopatía diabética.

¿Cómo se diagnostica la retinopatía diabética?

Dado que los signos y los síntomas de la retinopatía diabética habitualmente no se manifiestan durante la primera etapa, en general la enfermedad puede no diagnosticarse hasta que ya hayan ocurrido daños en la visión. Esta situación puede prevenirse con exámenes oculares anuales, que incluyen: prueba de agudeza visual, dilatación de las pupilas, oftalmoscopía y tonometría. Dado que la principal causa de la retinopatía diabética son los niveles no controlados de azúcar en la sangre, los pacientes con diabetes tipo I o II deben asegurarse de que un oftalmólogo les realice pruebas de la visión regularmente.

Prueba de agudeza visual

La prueba de agudeza visual es una de las primeras evaluaciones que el especialista en cuidados oculares realizará para el diagnóstico de la retinopatía diabética. Esta prueba mide su vista a diferentes distancias mediante la determinación de la letra más pequeña que pueda leer en una tabla optométrica estándar. El puntaje de una prueba de agudeza visual se expresa como una fracción, en la que el número superior se refiere a la distancia desde el cuadro, y el número inferior, a la distancia a la que una persona con vista normal puede leer la misma línea que usted leyó correctamente. Se considera que un puntaje de 20/20 es normal, mientras que un puntaje de 20/60 indica que usted puede leer a 20 pies lo que una persona con visión normal puede leer a 60 pies.

Dilatación de las pupilas

En esta prueba, primero se colocan gotas oculares especiales en el ojo del paciente. Estas gotas estimulan la pupila y hacen que se agrande, lo que permite que el oftalmólogo examine la retina. Luego del examen, la pupila permanecerá dilatada durante un tiempo, y el paciente deberá usar anteojos de sol protectores para evitar la sobreexposición a la luz solar.

Oftalmoscopía

La oftalmoscopía es un paso muy importante del diagnóstico de la retinopatía diabética, dado que permite que el oftalmólogo vea la totalidad de la parte posterior del globo ocular, que incluye el disco óptico, el coroide, la retina y los vasos sanguíneos. Esta prueba es una parte habitual de los exámenes oculares de rutina y sólo tarda unos minutos. Durante la prueba, el médico dirige un haz de luz brillante a través de la pupila mediante un oftalmoscopio, que posee una serie de lentes rotativas para ver la parte posterior del ojo. Debido a que el ojo humano es una lupa natural, el oftalmólogo puede ver fácilmente la retina y otras partes del globo ocular.

Tonometría

La tonometría, que se usa en general para detectar el glaucoma, mide la presión intraocular (IOP) y también es útil en el diagnóstico de la retinopatía diabética. Existen diversos métodos diferentes de pruebas de tonometría; entre ellos, el más popular es la prueba de “ráfaga de aire”. Durante esta prueba, el oftalmólogo usa un instrumento especial que calcula la IOP. Para ello, se envía una ráfaga de aire hacia los ojos y se miden los cambios en la luz que se refleja sobre las córneas. Una forma de tomografía más especializada, llamada tomografía de coherencia óptica (OCT), permite ver la imagen de las estructuras internas del ojo para detectar el edema macular (uno de los signos indicadores de la retinopatía diabética).

Consulte a un médico en su zona sobre la retinopatía diabética

Estudios recientes informan que casi el 94% de la pérdida grave de la visión provocada por la retinopatía diabética puede evitarse mediante un diagnóstico temprano. La única manera real de protegerse de futuros problemas de la visión e, incluso, de la ceguera es realizarse exámenes oculares anuales con un especialista. Puede localizar un médico experto en su zona hoy mismo a través del directorio de oftalmólogos de DocShop. Para obtener más información sobre la progresión de la retinopatía diabética y los tratamientos, incluida la vitrectomía y la fotocoagulación con láser, continúe recorriendo nuestro recurso integral de información.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.