Menu
Menu
Find a Doctor

Signos y síntomas del glaucoma

updated

Un rasgo desafortunado del glaucoma es que no suele presentar síntomas o signos de advertencia hasta las etapas más avanzadas de la enfermedad. A través de exámenes oculares regulares (cada dos años o más seguido para las personas en riesgo), el glaucoma se puede detectar en sus primeras etapas, lo que ayuda a prevenir daños a la visión. En general, se observan los siguientes síntomas asociados con las diferentes formas de glaucoma:

Síntomas y signos de advertencia generales del glaucoma

El g laucoma causa una rápida elevación de la presión intraocular, que puede generar cualquiera de los siguientes síntomas:

  • visión nublada o con halos,
  • náuseas o dolor de cabeza,
  • sensibilidad a la luz (fotofobia),
  • parpadeo excesivo (blefaroespasmos),
  • ojos cruzados o desviados hacia afuera (estrabismo),
  • agrandamiento de un ojo con respecto al otro,
  • lagrimeo excesivo (epífora) y
  • visión disminuida (ambliopía).

Lea las siguientes secciones si desea más información acerca de los tipos específicos de glaucoma y los síntomas y signos que generan estos trastornos.

Síntomas del glaucoma de ángulo abierto

La forma más habitual del glaucoma, el glaucoma de ángulo abierto, no presenta síntomas ni signos al principio. Sin embargo, el paciente comenzará a perder su visión periférica con el transcurso del tiempo. Dado que este daño es irreversible, es extremadamente importante detectar el trastorno desde un comienzo mediante una prueba de glaucoma. Si no se lo trata, el glaucoma de ángulo abierto terminará en la pérdida total de visión. El glaucoma de ángulo abierto generalmente afecta a ambos ojos; comienza dañando las fibras de los nervios necesarias para la visión periférica. Las personas que padecen glaucoma de ángulo abierto avanzado pueden tener una visión 20/20 si miran en línea recta hacia adelante pero tal vez registren zonas ciegas (escotomas) en el caso de imágenes que se encuentren fuera del centro del campo visual. Finalmente, es posible que las fibras necesarias para la visión central también se pierdan, causando así la ceguera total.

Síntomas del glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado se manifiesta cuando el iris bloquea el drenaje adecuado del líquido intraocular. El glaucoma de ángulo cerrado puede progresar gradualmente sin manifestar ningún síntoma hasta mucho tiempo después de su inicio. A diferencia de la forma de ángulo abierto, el glaucoma de ángulo cerrado a veces puede presentarse como ataques agudos, ya que la IOP se eleva rápidamente hasta un nivel peligroso. Sin embargo, una forma específica del glaucoma de ángulo cerrado, denominada glaucoma agudo, progresa rápidamente y genera síntomas como: dolor ocular intenso, dolor de cabeza, visión borrosa, náuseas, vómitos y halos. Si no se lo trata en cuestión de horas, el glaucoma agudo de ángulo cerrado puede ocasionar la pérdida permanente de la visión.

Síntomas del glaucoma de presión normal

El glaucoma de presión normal, también conocido como glaucoma de presión baja, es una patología única en la que el daño al nervio óptico y la pérdida de la visión se producen pese a que la tensión intraocular (IOP) sea normal. El glaucoma de presión normal puede provocar la pérdida de la visión periférica. El trastorno es más habitual en mujeres que en hombres adultos, con un promedio de edad de 60 años. Un factor de riesgo común del glaucoma de presión baja es la presión arterial baja.

Síntomas del glaucoma congénito

Un recién nacido o un niño pequeño con glaucoma congénito puede tener las córneas nubladas, sensibilidad a la luz, exceso de lágrimas y espasmos en los párpados. El glaucoma congénito puede ser difícil de reconocer porque los niños a menudo tienen problemas para identificar los síntomas y los signos. Consulte a un óptico pediatra si nota que su hijo tiene un ojo nublado, blanco, neblinoso, más grande o que parece sobresalido. El glaucoma congénito es más habitual en niños que en niñas. Un óptico pediatra puede ayudarlo a diagnosticar los síntomas del glaucoma congénito y a planificar el tratamiento.

Busque un especialista en glaucoma en su zona

Si bien no existe cura para el glaucoma, se dispone de tratamientos que pueden retrasar significativamente o detener temporalmente la degeneración. El glaucoma se puede tratar de dos modos: con medicación o cirugía. Ambos tratamientos tienen como objetivo reducir la presión intraocular. El tratamiento con medicamentos es la opción de primera línea para el tratamiento del glaucoma. Si no da resultado, la siguiente opción es la cirugía para el glaucoma. Si experimenta síntomas y signos del glaucoma, DocShop puede localizar un oftalmólogo capacitado en su zona que podrá diagnosticar y tratar su patología.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.