Menu
Menu
Find a Doctor

Degeneración macular: preguntas frecuentes

updated

Si bien la mayoría de las personas siente temor ante el inicio de una pérdida progresiva de la visión, pocas comprenden cómo puede suceder. La degeneración macular es una enfermedad ocular frecuente que afecta a los estadounidenses de más de 55 años en una proporción mayor que el glaucoma y las cataratas juntos. Esta patología relacionada con la edad degrada lentamente la visión central, que permite que una persona vea en detalle los objetos que tiene enfrente. La pérdida de la visión central suele dificultar las actividades diarias como, por ejemplo, leer y conducir un vehículo. Aunque no existe cura conocida, el paso más importante para lograr un tratamiento de la degeneración macular efectivo es comprender la definición de la degeneración macular, sus síntomas (como el drusen macular) y las opciones de tratamiento.

¿Cuál es la definición de degeneración macular?

El primer paso para prevenir o tratar cualquier patología es comprender la definición del trastorno. La degeneración macularse define como una enfermedad que destruye gradualmente el área central de la retina, que se conoce con el nombre de mácula. La mácula transforma las ondas de luz que llegan directamente al ojo en señales nerviosas que el cerebro procesa y convierte en imágenes discernibles. Cuando la mácula sufre algún daño, se compromete la visión central nítida.

Como la degeneración macular afecta sólo la visión hacia el frente, no puede llevar a la ceguera total. Sin embargo, sí puede afectar gravemente la capacidad de los pacientes para llevar a cabo actividades normales como, por ejemplo, leer y conducir.

¿Qué son los drusens?

Además de una visión central disminuida, uno de los síntomas de la degeneración macular más evidentes es la aparición de drusens en el ojo. Los drusens son pequeños depósitos amarillos o blancos que se forman en la capa de tejido que se encuentra debajo de la retina o sobre de la papila del nervio óptico. Si bien aún no se conoce la causa exacta del drusen macular, su aparición cerca de la mácula es una de las señales más comunes del desarrollo de la degeneración macular; se considera que los drusens que se forman lejos de la mácula son inofensivos y no indican un deterioro futuro de la visión.

Aunque la presencia de drusen cerca de la mácula no necesariamente representa una señal de degeneración macular, sí indica la posibilidad de riesgo para el ojo. El drusen incluso puede estar presente en el ojo durante años sin deteriorar la visión en lo más mínimo. Su oftalmólogo podrá detectar la presencia de drusen macular y evaluar su importancia durante un examen ocular de rutina.

¿Cuál es la diferencia entre la degeneración macular "húmeda" y la "seca"?

Como la degeneración macular es la causa principal de pérdida de visión grave y ceguera en personas de más de 65 años, se la suele conocer como degeneración macular relacionada con la edad o ARMD (por su sigla en inglés). La ARMD a menudo causa manchas oscuras o zonas ciegas en el área central de la visión y, finalmente, lleva a una pérdida grave de la visión. Ningún caso es igual a otro; de hecho, existen dos tipos principales de degeneración macular.

La degeneración macular seca, que representa casi el 90% de los casos de ARMD, deteriora lentamente la visión central durante un prolongado período de tiempo. Los drusens que aparecen durante el desarrollo gradual de la ARMD seca pueden no tener ningún efecto sobre la visión del paciente, dificultando así la detección de las primeras etapas de la ARMD seca. El deterioro de la visión debido a la ARMD seca suele ser estable durante años antes de progresar a la siguiente etapa.

La degeneración macular húmeda relacionada con la edad, la variedad menos frecuente de ARMD, suele tener un desarrollo rápido y repentino y causar una veloz pérdida de la visión. La ARMD húmeda crea nuevos vasos sanguíneos debajo de la retina. Como estos nuevos vasos sanguíneos son delicados, pronto comienzan a derramar sangre y líquidos, lo que distorsiona la mácula y afecta la visión central nítida.

¿Quién está en riesgo de sufrir degeneración macular?

Diversos factores influyen en el riesgo de desarrollar degeneración macular, entre ellos:

  • La edad: si bien la degeneración macular puede desarrollarse en personas de mediana edad, las probabilidades de sufrir ARMD se elevan drásticamente en edades avanzadas. De hecho, la edad es el factor de riesgo más potente y delator de la aparición de la degeneración macular.
  • El sexo: las mujeres sufren más riesgo que los varones.
  • Antecedentes genéticos: tener familiares que hayan sufrido ARMD incrementa el riesgo de desarrollar degeneración macular.
  • El tabaquismo: los fumadores sufren más riesgo de presentar ARMD que los no fumadores.
  • Niveles de colesterol: los niveles de colesterol que superen lo habitual pueden relacionarse con un mayor riesgo de desarrollar el tipo húmedo de degeneración macular relacionada con la edad.

¿Cómo se diagnostica la degeneración macular?

El mejor modo de diagnosticar la degeneración macular es durante un examen ocular completo que incluya la dilatación de las pupilas, para permitir que el oftalmólogo vea claramente la retina, incluida la mácula. Durante este examen, su médico determinará la presencia de drusen macular y otros síntomas de ARMD. Usted también se puede someter a una evaluación llamada cuadrícula Amsler, que puede servirle a su oftalmólogo como indicio de cambios sutiles en su visión. Le recomendamos que visite a su oftalmólogo periódicamente para realizarse exámenes oculares ya que es el mejor modo de garantizar una detección temprana, de realizar un diagnóstico correcto y de elegir el tratamiento más efectivo para la degeneración macular.

La degeneración macular, ¿lleva a la ceguera?

La degeneración macular sólo daña la mácula, de modo que afecta la visión central y casi no influye en la visión periférica (lateral). Como la degeneración se limita a la mácula, la degeneración macular en sí misma no lleva a la ceguera total. Incluso las personas que padecen de la forma avanzada de degeneración macular relacionada con la edad no presentan grandes riesgos de quedarse completamente ciegas.

¿Se puede prevenir la degeneración macular?

Si bien no existe ningún método comprobado para prevenir la degeneración macular, la acumulación de experiencias y evidencias sugiere que una dieta con alto contenido de antioxidantes puede reducir el riesgo de desarrollar ARMD. Las frutas y los vegetales que contienen grandes cantidades de luteína y zeaxantina como, por ejemplo, la espinaca, las hojas de repollo verde, el brócoli, la papaya, las naranjas y la col rizada parecen ser los más efectivos para prevenir la ARMD. Además, alimentos como el maíz, los pimientos naranjas, el kiwi y las uvas rojas pueden ayudar a retrasar la progresión de la degeneración macular.

Los hábitos saludables como revisarse los ojos periódicamente en un consultorio oftalmológico y no fumar también pueden ayudar a prevenir la ARMD.

¿Cómo se trata la degeneración macular?

Aunque la degeneración macular seca relacionada con la edad es el tipo menos grave de ARMD, en la actualidad no existen tratamientos o cura conocidos. Sin embargo, sí existen tratamientos para la ARMD húmeda como, por ejemplo, la cirugía para la degeneración macular y los medicamentos. La cirugía láser sella los vasos sanguíneos recientemente desarrollados para disminuir la probabilidad de que distorsionen la mácula.

Busque un especialista en degeneración macular en su zona

Si tiene alguna pregunta o inquietud con respecto a la degeneración macular, es importante que consulte a su oftalmólogo de confianza. Si necesita más información sobre la definición de la degeneración macular o desea examinarse los ojos en busca de drusen macular, un oftalmólogo cualificado puede ayudarlo a disipar sus dudas. Busque un especialista en degeneración macular cualificado y de confianza en su zona a través de DocShop, hoy mismo.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.