Menu
Menu
Find a Doctor

Ojo seco después de LASIK

updated

El síndrome del ojo seco es una patología frecuente que puede presentarse después de someterse a la cirugía con LASIK, PRK u otro tipo de cirugía refractiva. Los síntomas del ojo seco después del LASIK aparecen cuando los lagrimales no producen la cantidad suficiente de lágrimas como para mantener los ojos humedecidos, lubricados y protegidos de los factores ambientales. En consecuencia, los ojos se secan y se genera una sensación de incomodidad: algunos pacientes sienten como si tuvieran arena en el ojo, además de dolor, ardor y visión borrosa ocasional. Si bien es un efecto secundario frecuente de la cirugía refractiva, el síndrome del ojo seco puede llegar a ser lo suficientemente irritante como para afectar el desarrollo de las actividades cotidianas. Para evitar el ojo seco después del LASIK, los pacientes deben hablar con su oftalmólogo acerca de las opciones de prevención y tratamiento antes de realizarse la cirugía refractiva, y permitir la detección de los síntomas del ojo seco.

Cirugía refractiva y síndrome del ojo seco

El síndrome del ojo seco después del LASIK es uno de los efectos secundarios más frecuentes de la corrección de la visión con láser. La cirugía refractiva y los síntomas del ojo seco van de la mano, ya que los ojos secos son simplemente una respuesta física a la naturaleza del procedimiento. En los ojos normales y sanos, los nervios de la córnea proveen información a las glándulas lagrimales (que producen lágrimas), manteniendo así un flujo constante de lágrimas. Durante la cirugía refractiva, los nervios de la córnea se dañan temporalmente y, por lo tanto, no pueden producir la cantidad adecuada de lágrimas mientras los ojos cicatrizan. A medida que el paciente se recupera, también lo hacen los nervios de la córnea, y en la mayoría de los casos los lagrimales vuelven a funcionar normalmente en el lapso de unas pocas semanas.

Sin embargo, algunos pacientes con ojo seco después del LASIK padecen de síntomas más graves que otros. Por esta razón, es extremadamente necesario que los pacientes informen a sus médicos sobre la presencia de síntomas preexistentes antes de someterse a la cirugía refractiva. El vínculo entre la cirugía refractiva y los síntomas del ojo seco está bien establecido, y es por esto que la mayoría de los cirujanos insiste en realizar exámenes de detección del ojo seco antes de la cirugía refractiva. Los médicos evalúan la película lagrimal actual del paciente y deciden si es necesario tratar el ojo seco con anticipación.

Síntomas del ojo seco después del LASIK

Los pacientes no deben sorprenderse si aparecen algunos de los síntomas del ojo seco después del LASIK, como, por ejemplo, dolor, picazón, enrojecimiento y episodios de visión borrosa. Es importante que los pacientes utilicen las gotas oculares humectantes recetadas por el médico varias veces al día durante las semanas posteriores a la cirugía. Esto no sólo ayudará a aliviar los síntomas del ojo seco, sino que también promoverá la rápida cicatrización de la córnea. El síndrome del ojo seco después del LASIK puede durar entre unas pocas semanas y dos meses, período durante el cual los nervios de la córnea cicatrizan y los ojos vuelven a producir una cantidad suficiente de película lagrimal.

Ojo seco crónico después del LASIK

Si los síntomas del ojo seco después del LASIK continúan, pueden convertirse en el síndrome del ojo seco crónico después del LASIK. En un cierto porcentaje de pacientes, es posible que el ojo seco después del LASIK se prolongue en el tiempo e, incluso, que se vuelva permanente. Es crucial que los pacientes reconozcan la posibilidad de que el ojo seco crónico después del LASIK sea uno de los riesgos asociados a la cirugía refractiva. Si bien se dispone de varias opciones de tratamiento para el ojo seco después del LASIK, la prevención siempre debe ser la prioridad máxima. Asegúrese de que su médico le realice las pruebas de detección de los síntomas del ojo seco antes de la cirugía refractiva LASIK.

Busque un especialista en cuidados oculares a través de DocShop

Además de entender el vínculo que existe entre la cirugía refractiva y los síntomas del ojo seco, la táctica de prevención más importante que los pacientes deben adoptar para el síndrome del ojo seco después del LASIK es elegir un cirujano cualificado. Los pacientes deben asegurarse de que el oftalmólogo esté matriculado y de que ya haya realizado varias cirugías con LASIK. Este tipo de búsqueda puede desempeñar un rol crucial en la prevención y el alivio adecuado del ojo seco después del LASIK, además de garantizar un tratamiento de alta calidad. Si desea buscar un cirujano con autorización para realizar procedimientos LASIK en su zona, consulte el directorio de oftalmólogos de DocShop.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.