Menu
Menu
Find a Doctor

Causas del ojo seco

updated

Las causas del ojo seco suelen involucrar una incapacidad del ojo para producir la cantidad adecuada de lágrimas. La causa más frecuente del ojo seco es el proceso natural de envejecimiento. La edad puede contribuir tanto a una calidad deficiente de las lágrimas como a una escasez de su producción ( queratoconjuntivitis sicca), a medida que el cuerpo experimenta cambios hormonales y en los tejidos. Entre otras de las causas del ojo seco podemos mencionar ciertos tipos de medicamentos, problemas en los párpados (incluida la blefaritis), cirugía ocular refractiva, factores ambientales y el uso de lentes de contacto. El ojo seco también puede ser síntoma de algunas enfermedades como, por ejemplo, el lupus, la artritis reumatoide y el síndrome de Sjogren. Someterse a un examen en el consultorio de un oftalmólogo cualificado es el mejor modo de diagnosticar correctamente y determinar el tratamiento adecuado para la enfermedad del ojo seco. Siga leyendo si desea obtener más información acerca de algunas de las causas del síndrome del ojo seco.

Calidad deficiente de las lágrimas

La película lagrimal que recubre y lubrica los ojos posee tres capas individuales. Un desequilibrio en cualquiera de estas capas representa una de las principales causas del ojo seco. La capa más interna está compuesta de una sustancia mucosa que permite la adhesión a la córnea. La capa media está formada por un 98% de agua, así como también de pequeñas cantidades de sal, proteínas y compuestos adicionales. La capa externa es un residuo aceitoso que sella la película lagrimal y evita la evaporación. El proceso de envejecimiento puede afectar este equilibrio y contribuir a la aparición de la enfermedad del ojo seco. A medida que envejecemos, nuestro cuerpo comienza a producir menos sustancias aceitosas (casi un 60% menos a los 65 años que a los 18 años). Esta reducción impide en gran medida el sellado de la capa acuosa de la película lagrimal. Como resultado, la película se evapora más rápidamente y deja zonas de sequedad en la córnea.

Producción disminuida de lágrimas (queratoconjuntivitis)

El proceso de envejecimiento contribuye a la reducción en la producción de lágrimas, lo que ocasiona la queratoconjuntivitis sicca, más conocida como enfermedad del ojo seco. La disminución en la producción de lágrimas se genera cuando la glándula lagrimal, o de las lágrimas, no produce suficientes lágrimas para mantener el ojo cubierto con una película lagrimal sana, dejándolo así expuesto al aire seco y a los agentes irritantes.

Medicamentos

Se ha descubierto que muchas clases de medicamentos comunes, tanto en marcas de venta con receta como de venta libre, pueden ser causas de los síntomas del ojo seco. Entre estos medicamentos podemos mencionar:

  • comprimidos para dormir,
  • píldoras anticonceptivas,
  • descongestivos y antihistamínicos,
  • diuréticos que suelen utilizarse para tratar la presión arterial alta,
  • antidepresivos tricíclicos,
  • analgésicos derivados del opio como la morfina, y
  • fármacos del tipo isotretinoína que se utilizan en el tratamiento del acné.

Envejecimiento y menopausia

La piel de las mujeres habitualmente es más seca que la de los hombres y, a medida que envejecen, suelen tener cierta tendencia a la disminución en la producción de lágrimas ( queratoconjuntivitis) y a la calidad deficiente de las lágrimas. Una mujer que atraviesa la menopausia puede sufrir de la enfermedad del ojo seco como consecuencia de los cambios hormonales que afectan a su cuerpo.

Problemas en los párpados

El ser humano promedio parpadea aproximadamente 13 veces por minuto. Los párpados ayudan a humedecer y lubricar los ojos, ya que con cada parpadeo distribuyen una película de lágrimas sobre la superficie del ojo. Cuando surgen problemas que impiden este complejo mecanismo, es posible que los ojos no reciban toda la humedad que necesitan y se pueden generar así enfermedades del ojo seco. Tanto las imperfecciones estructurales como una patología conocida como blefaritis son causas comunes del síndrome del ojo seco y afectan la función de los párpados, perturbando así la producción de lágrimas.

Blefaritis

La blefaritis es una inflamación que se manifiesta a lo largo del borde de los párpados y suele afectar el área de nacimiento de las pestañas. La blefaritis suele aparecer cuando las glándulas de la base de las pestañas no logran producir suficiente aceite. Esto trae aparejado un mayor crecimiento de bacterias que pueden inflamar e irritar el párpado. La blefaritis puede provocar una sensación de ardor en los ojos, inflamación en los párpados, formación de costras en las pestañas y ojos enrojecidos y acuosos. El último síntoma representa otra forma de producción de lágrimas conocida como respuesta reflejo. Las lágrimas se forman como respuesta a un estímulo externo pero no alivian los síntomas del ojo seco.

Problemas estructurales en los párpados

Es posible que ciertos problemas estructurales en los párpados no permitan que los ojos estén correctamente cubiertos por la película lagrimal de protección.

Ectropión es un término utilizado para describir el trastorno que hace que la zona de las pestañas y el párpado inferior parezca como si se hubiera volteado hacia afuera. Como consecuencia de este trastorno, los párpados no pueden cerrarse por completo o ser cubiertos correctamente por la película lagrimal al parpadear. Además, el ojo permanece expuesto al aire, lo que puede hacer que se evapore rápidamente el escaso resto de película lagrimal que se haya adherido al ojo, causando así sequedad e irritación.

El término entropión describe el caso en el que el párpado se voltea hacia adentro, en dirección al ojo. Esto puede hacer que el párpado y las pestañas rocen contra la delicada membrana del ojo y dispersen la película lagrimal. Además, este contacto directo con el ojo puede ocasionar raspones en la córnea, así como infecciones, cicatrices y defectos en la visión.

Enfermedad ocular

Existen varias enfermedades comunes que pueden limitar la capacidad del cuerpo para producir lágrimas. Entre ellas podemos mencionar: artritis reumatoide, lupus, rosácea y ciertos tipos de enfermedades de la tiroides. El ojo seco suele ser el síntoma prominente de la aparición de estas enfermedades.

El síndrome de Sjogren es un trastorno crónico que compromete el funcionamiento del sistema autoinmune. Se lo suele identificar como una de las causas del ojo seco y, además, puede ocasionar boca seca y artritis reumatoide o lupus.

Cirugía ocular refractiva

En la mayoría de las cirugías oculares refractivas, se cortan temporalmente los nervios de la córnea durante el proceso de creación de un colgajo corneal. Como los nervios de la córnea estimulan la producción de lágrimas, estas cirugías pueden ser un factor desencadenante de una disminución en la producción de lágrimas ( queratoconjuntivitis) después del procedimiento.

LASIK y el ojo seco

La cirugía con LASIK y el ojo seco pueden ir de la mano. El primer paso de la cirugía con LASIK implica la creación de un colgajo corneal. Luego, el colgajo se levanta para permitir el acceso a la superficie de la córnea, que a continuación se remodela mediante el uso de un láser excimer. Durante el procedimiento LASIK, a veces se cortan los nervios responsables de estimular la producción de lágrimas. Como resultado, es posible que los pacientes sufran del síndrome del ojo seco después de la cirugía. Pese a que los síntomas del ojo seco suelen desaparecer a medida que el ojo cicatriza, es posible que algunos pacientes experimenten problemas a largo plazo.

Factores ambientales

Se pueden identificar muchos factores ambientales como causas de los síntomas del ojo seco. Por ejemplo, la exposición a climas demasiado cálidos, áridos o ventosos puede afectar significativamente la producción de lágrimas del ojo. Además, la altura elevada, el aire acondicionado y el humo del cigarrillo pueden provocar la evaporación de la película lagrimal y causar picazón e irritación en los ojos. Este mismo efecto suele presentarse en un avión que utiliza aire reciclado. Como el aire tiende a secarse cuando se lo recicla, los ojos no pueden producir suficiente película lagrimal de forma continua como para conservar la humedad. Incluso leer o trabajar con una computadora puede dejarle los ojos cansados e irritados. A menudo, esto sucede porque se tiende a parpadear menos mientras se realizan estas actividades, incrementando así la evaporación de lágrimas.

Lentes de contacto e irritación del ojo seco

El uso de lentes de contacto es una de las causas más habituales del ojo seco. Como la lente descansa sobre el ojo, absorbe la película lagrimal. El ojo no puede reponer la película y, en consecuencia, comienza a secarse durante el período en que las lentes están colocadas.

Busque un especialista en cuidados oculares en su ciudad

Las causas del ojo seco son variadas. Si bien la edad puede ser el factor de más importancia como causa de la enfermedad del ojo seco ya que genera una disminución en la producción de lágrimas (o queratoconjuntivitis sicca) y una calidad deficiente de lágrimas, no es la única causa. Las enfermedades del ojo seco pueden ser síntomas de otras patologías como la blefaritis y el síndrome de Sjogren. También se han establecido relaciones entre el procedimiento LASIK y el ojo seco, así como también entre las lentes de contacto y el ojo seco. Si bien muchas personas equiparan a la enfermedad del ojo seco con la irritación y la molestia ocular, el ojo seco puede generar problemas de la visión más significativos si no se lo trata correctamente. Busque un oftalmólogo cualificado para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados de su enfermedad del ojo seco.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.