Menu
Menu
Find a Doctor

Seguro para la visión

updated

Casi al igual que en el caso de un automóvil, los ojos requieren cuidados periódicos para garantizar que sigan funcionando correctamente. Y, como sucede con un automóvil, procurar el cuidado y mantenimiento de sus ojos puede costar una suma considerable de dinero. El seguro para la visión ayuda a que las personas que tienen errores refractivos (incluidas aquéllas que sufren de visión corta, hipermetropía o astigmatismo) puedan reducir sus gastos y planifiquen los costos del cuidado ocular para el futuro. Muchas personas se preguntan cómo funciona exactamente el seguro para la visión, por ejemplo, qué cubre y a qué médicos se puede visitar una vez elegido un plan. Siga leyendo si desea descubrir las respuestas a éstas y a otras preguntas:

¿Qué es el seguro para la visión?

Al igual que el seguro odontológico, el seguro para la visión es un complemento del seguro de salud normal que cubre la atención de rutina. Los planes de seguro para la visión reducen el costo de los exámenes y los tratamientos oculares de rutina y ayudan a pagar pequeñas porciones de procedimientos importantes de cuidado ocular. La mayoría de los planes requiere el pago de una prima mensual periódica y, a cambio, ofrece servicios de cuidado ocular a precio reducido (planes de visión con descuento), o bien cobertura para una cantidad determinada de servicios por año con sólo un pequeño copago por cada visita (conjuntos de beneficios para la visión). La prima la puede pagar el paciente o el empleador que otorga el beneficio. Según el plan y el prestador del seguro para la visión, es posible que el paciente quede limitado a consultar sólo a ciertos especialistas de cuidado ocular afiliados al plan.

¿Cómo elijo un plan de seguro para la visión?

En muchos casos, será su empleador quien decida su opción de seguro para la visión; muchas compañías contratan planes de cuidado ocular y los ofrecen a sus empleados con primas reducidas. Sin embargo, si está eligiendo entre diversas opciones, varios factores determinarán qué plan se adecua mejor a sus necesidades.

Planes de visión con descuento versus conjuntos de beneficios para la visión

En primer lugar, deberá decidir qué se adapta mejor a sus necesidades: un plan de visión con descuento o un conjunto de beneficios para la visión. La diferencia principal entre ambos radica en que el conjunto de beneficios permite un costo reducido en los exámenes y tratamientos oculares pero sólo los cubre una cantidad determinada de veces por año. La suma de dinero que el paciente abona por servicio suele ser de $10 a $15 en este tipo de seguro para la visión. Los planes con descuento no suelen costear una suma tan elevada de cada servicio, pero los pacientes pueden acceder a ellos tantas veces como lo deseen. En ocasiones, ambos tipos de planes incluyen un monto anual deducible de hasta $35 antes de comenzar a pagar los tratamientos.

Planes HMO versus planes PPO

El segundo elemento que debe tener en cuenta una persona que adquiere un seguro para la visión es el tipo de red de servicios disponible con cada plan. Un plan HMO a menudo ofrecerá los mejores descuentos, pero también requerirá que el paciente permanezca dentro de su red de prestadores de servicio para gozar de la cobertura. Un plan PPO brinda más opciones: la red de prestadores sigue en vigencia, pero los pacientes pueden elegir prestadores de salud externos y gozar de cobertura de los costos, aunque en menor grado.

Planes de seguro médico de indemnización

Una opción menos habitual es el plan de seguro médico de indemnización, el que no cuenta con ninguna red de prestadores y le brinda al titular libertad total de elección. Cuando elige un plan de seguro para la visión, debe considerar las distancias que tendrá que viajar para acceder a un prestador de la red y si se justifica el costo de hacerlo.

Costos del seguro para la visión

Por último, por supuesto, se debe tener en cuenta el costo del seguro para la visión. Naturalmente, todo el mundo desea abonar la menor suma de dinero posible, pero un menor precio suele ser sinónimo de una peor calidad de servicio. En general, la prima del seguro es más elevada cuando: se cubre más parte del servicio, se dispone de más opciones de prestadores de servicios, se cubren más servicios y se puede acceder a los servicios con mayor frecuencia. Lograr el equilibrio correcto entre estos factores y el precio de la cobertura depende de las necesidades y el presupuesto de cada persona.

¿Cómo elijo un médico en mi plan de seguro para la visión?

Como se explica anteriormente, la mayoría de los planes de seguro para la visión ofrecen cobertura completa sólo dentro de una red de prestadores de servicios. Los planes PPO, a diferencia de los HMO, cubren ciertos servicios ofrecidos fuera de la red, pero en este caso el paciente deberá abonar un adicional. Independientemente de que tenga un plan PPO o uno HMO, la documentación de su plan debe contener una lista de prestadores de servicios dentro de la red en su zona. Con dicha lista en mano, puede escoger un médico de acuerdo con la proximidad, el costo y la calidad del servicio. A veces, especialmente en el caso de tratamientos de importancia como la cirugía de cataratas o la cirugía con LASIK, puede ser conveniente que recurra a servicios fuera de la red de seguro para la visión y abone un poco más de dinero para obtener el mejor servicio posible, en vez de optar simplemente por el tratamiento más económico. Su médico de atención primaria podrá recomendarle algunos prestadores de servicios. Sin embargo, en definitiva, será usted quién decida qué factores le resultan más importantes a la hora de tomar una decisión.

¿Qué servicios cubren la mayoría de los planes de seguro para la visión?

El seguro para la visión generalmente cubre todos los procedimientos de cuidado ocular de rutina, pero no los opcionales de importancia. El seguro de salud común suele cubrir el tratamiento necesario para los trastornos oculares de importancia como, por ejemplo, glaucoma, degeneración macular y retinopatía diabética. En consecuencia, el seguro para la visión es más conveniente para las personas que requieran exámenes oculares de rutina programados periódicamente. La mayoría cubre estos exámenes y parte del costo de las lentes de contacto y los anteojos nuevos, aunque a menudo sólo una cantidad limitada de veces por año.

Los procedimientos de importancia como la cirugía LASIK no son considerados necesarios para la salud y la función visual; por eso, la mayoría de los planes de seguro para la visión no los cubren. Algunos planes ofrecen pequeños descuentos si se elige un especialista preferido pero, generalmente, estos descuentos no representan un gran porcentaje del costo del procedimiento. Por otro lado, el seguro para la visión suele cubrir la cirugía de cataratas, ya que este procedimiento a menudo es necesario para prevenir la pérdida importante de la visión o incluso la ceguera virtual. Consulte la documentación de su plan para saber qué procedimientos gozan de cobertura en su forma particular de seguro para la visión.

Comuníquese con un oftalmólogo en su zona

Lo alentamos a que, hoy mismo, procure el cuidado ocular periódico que necesita para conservar su salud visual. Si desea comunicarse con oftalmólogos en su zona y averiguar si su plan de seguro para la visión cubre servicios en sus consultorios, tómese un momento y visite nuestro directorio de especialistas por región.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.