Menu
Menu
Find a Doctor

Miopía (visión corta)

updated

A una persona que sufre de miopía se la conoce como corto de vista porque puede ver objetos de cerca pero tiene inconvenientes para distinguir imágenes u objetos lejanos. Pese a que la miopía suele ser un trastorno leve y controlable, la miopía grave puede desencadenar problemas oculares mucho más graves e, incluso, ocasionar ceguera.

Síntomas de la miopía

La miopía es un tipo de error refractivo que suele manifestarse en niños de entre ocho y doce años de edad aproximadamente. Los signos indicadores de que un niño puede ser corto de vista incluyen: visión forzada, dificultad para ver objetos a la distancia y el hecho de sostener libros u otros objetos muy cerca del rostro. En ocasiones, una persona con miopía puede tener dolor de cabeza o fatiga ocular por el esfuerzo necesario para concentrar la vista.

Causas de la miopía

Si bien existen muchas teorías acerca de los comportamientos que podrían desencadenar o empeorar la miopía, la comunicad médica en general acepta que la visión corta es un rasgo hereditario. Las personas miopes tienen ojos alargados o córneas con una curvatura más abrupta que las de las personas promedio; eso hace que la luz que ingresa a los ojos se concentre en un punto que se encuentra por delante de la retina y no sobre ella. Este tipo de error refractivo es más habitual en los individuos que tienen algún familiar directo con el mismo trastorno.

Diagnóstico de la miopía

La miopía se puede diagnosticar fácilmente durante un examen ocular de rutina. En general, una prueba de agudeza visual combinada con una evaluación refractiva no sólo puede identificar la visión corta sino que también puede determinar el grado de miopía. La prueba de agudeza visual consiste en leer una tabla especial a una distancia específica. En función de lo bien que pueda leer la tabla el paciente, el médico podrá determinar el grado de nitidez de su visión. Durante una evaluación de refracción, se le solicita al paciente que mire a través de un dispositivo llamado foróptero mientras el oftalmólogo cambia las lentes y le formula preguntas al paciente. Esto permite que el profesional determine la graduación más efectiva para corregir la visión del paciente.

Miopía moderada a grave

Sin la ayuda de lentes correctivas, es posible que las personas que padecen miopía moderada o grave sólo puedan ver objetos que se encuentren a unos pocos centímetros de su rostro. La miopía degenerativa, un trastorno poco habitual en el que el ojo se sigue alargando más allá del rango normal, puede desencadenar diversas complicaciones graves. Entre ellas se incluyen: estiramiento y adelgazamiento de la cápsula externa del ojo (o esclerótica), desprendimiento de retina, degeneración macular, mayor probabilidad de cataratas e incluso glaucoma.

Grado de visión corta

La dioptría es la unidad utilizada para medir la potencia de una lente. También se puede utilizar para describir el grado de miopía de una persona. Una persona con miopía leve tendrá una graduación de -3.0 dioptrías como máximo. Se considera que un individuo con un grado de miopía que oscile entre -3.0 y -6.0 dioptrías es un miope moderado. Los valores que superan las -6.0 dioptrías se consideran graves. El grado de miopía de una persona afectará sus posibilidades de someterse a procedimientos como LASIK y PRK.

Comuníquese con un oftalmólogo para programar un examen ocular

Si desea obtener más información acerca de la miopía o determinar si usted o su hijo son cortos de vista, consulte a su oculista local. Incluso la miopía grave se puede controlar si se detecta a tiempo. Utilice nuestro directorio para buscar un oftalmólogo en su zona.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.