Menu
Menu
Find a Doctor

Queratoplastia conductiva

updated

La queratoplastia conductiva (CK) es un tratamiento utilizado para la hipermetropía de leve a moderada (hiperopía) y la presbicia, una forma de hipermetropía que aparece en las personas de edad avanzada, en la que el ojo pierde gradualmente la capacidad para enfocar objetos cercanos o material impreso. La CK es una técnica sin láser que utiliza energía calórica suave para remodelar la córnea y mejorar la visión.

¿Qué es la queratoplastia conductiva?

Al igual que otros tipos de cirugía refractiva como el LASIK, la queratoplastia conductiva está diseñada para corregir y modificar la forma en que la luz entra en el ojo. El objetivo de la CK es corregir la hipermetropía, que se produce cuando el globo ocular no es lo suficientemente largo como para enfocar la luz correctamente en la parte posterior interna del ojo, o cuando la córnea (la parte de líquido transparente que cubre el ojo) es muy plana como para enfocar la luz de la forma necesaria para que la visión sea clara.

Aunque la hipermetropía a menudo se asocia con las personas mayores, que usan anteojos para leer o alejan el periódico para ver mejor las letras pequeñas, las personas jóvenes también pueden ser hipermétropes. Hiperopía es el término que se utiliza para este tipo de hipermetropía. Muchas personas no notan que son hipermétropes hasta después de los 20 o 30 años, debido a que antes el cristalino podía corregir el problema. Con la edad, el cristalino pierde flexibilidad y la capacidad para enfocar objetos cercanos. La hiperopía es muy frecuente y se calcula que afecta al 62% de las personas de más de 40 años.

A medida que las personas alcanzan los 40 años, el cristalino puede comenzar a perder una cantidad significativa de elasticidad y, como consecuencia, su capacidad para enfocar objetos cercanos. Esta pérdida de la visión cercana relacionada con la edad se llama presbicia y es un resultado natural del proceso de envejecimiento. La presbicia no es lo mismo que la hiperopía, pero también es muy frecuente entre las personas de más de 40 años. Se calcula que, en los Estados Unidos solamente, hay 90 millones de personas de más de 60 años que tienen presbicia en la actualidad o la tendrán en los próximos 10 años. La CK se utiliza para tratar tanto la hiperopía como la presbicia.

En la CK, se utiliza una sonda con una aguja de punta muy fina, para que haga contacto directamente con la córnea. Luego, se transmiten ondas de radio a través de la sonda para aplicar calor en una pequeña zona (en el procedimiento CK no se realizan incisiones ni se elimina tejido). La sonda se aplica en un patrón de puntos alrededor de la cornea media y la periferia. Cuando los puntos cicatrizan, se encogen y tensan suavemente como si fueran un cinturón alrededor de la córnea, lo que eleva la curvatura de la córnea central. El patrón, la cantidad y la ubicación de los puntos de tratamiento están calibrados con mucha precisión para que la nueva forma de la córnea permita la visión óptima.

El procedimiento CK se asocia con poco o ningún dolor o malestar. Se pueden utilizar gotas anestésicas oculares para mayor bienestar. La mejoría de la visión que se logra con la CK es casi instantánea. Sin embargo, el efecto del tratamiento de la CK puede ser temporal y es posible que se necesite tratamiento adicional posteriormente.

¿Quiénes son buenos candidatos para realizarse la CK?

Los buenos candidatos para la queratoplastia conductiva deben tener 18 años como mínimo y:

  • ojos sanos,
  • una graduación estable durante un mínimo de un año, y
  • la visión dentro del rango corregible de la CK.

La CK se utiliza con mayor frecuencia en las personas de más 40 años que tienen problemas para ver objetos y papel impreso de cerca [a una distancia de menos de dos pies (60 cm)]. Los mejores candidatos para la CK tienen más de 45 años y una buena visión lejana/a la distancia sin anteojos ni lentes de contacto.

Por otro lado, es posible que no sea un candidato apropiado para la CK si:

  • tuvo una enfermedad autoinmune,
  • está embarazada o en el período de lactancia,
  • tuvo una enfermedad o una lesión ocular,
  • toma alguna medicación recetada que pueda afectar la cicatrización de la córnea o la visión.

Además, si ya es miope en el momento de la aparición de la presbicia, generalmente se cree que el LASIK puede ser una mejor opción para usted que la CK. Analice a fondo sus inquietudes y antecedentes de la visión con un oftalmólogo con experiencia en la CK y el LASIK, a fin de decidir qué procedimiento es el adecuado para usted.

Riesgos y beneficios de la CK

La queratoplastia conductiva permitió a mucha gente disminuir o eliminar la dependencia de los anteojos u otros dispositivos para leer. El procedimiento CK, que se realiza después de numerosas pruebas y mediciones de los ojos, demora sólo unos minutos en el consultorio del médico y generalmente permite una mejor visión de forma casi instantánea. No es invasiva, no requiere cortar ni eliminar el tejido, y es muy segura.

Los efectos secundarios y las complicaciones de la CK son muy poco frecuentes. Sin embargo, la CK es una cirugía refractiva y, al igual que con cualquier procedimiento refractivo, existen efectos secundarios posibles. Éstos incluyen:

  • problemas visuales, como ver destellos o halos alrededor de las luces a la noche, visión poco clara o visión doble;
  • sensibilidad a la luz;
  • corrección excesiva o insuficiente;
  • anisometropía (la diferencia en la capacidad de enfoque de un ojo en comparación con el otro);
  • ojos secos;
  • irritación ocular después del procedimiento; y
  • reacción alérgica a las gotas oculares anestésicas.

Cada uno de estos efectos secundarios puede ser temporal, y se pueden tomar medidas para eliminarlos o reducirlos.

El procedimiento de queratoplastia conductiva fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los de los EE.UU. (FDA) como tratamiento para la hipermetropía (hiperopía) en 2002. En 2004 la FDA aprobó la CK como tratamiento para la presbicia. A partir de la aprobación en 2002, se realizaron más de 100,000 procedimientos de CK. Actualmente, ésta es la cirugía refractiva de mayor crecimiento desde la introducción del LASIK.

Antes de que la FDA aprobara el procedimiento, se realizaron estudios clínicos sobre la CK con un gran número de inscritos, y estos estudios confirmaron su seguridad y efectividad. Sin embargo, como la CK es un procedimiento relativamente nuevo, no se han obtenido resultados de estudios a largo plazo. Además, los resultados de la CK se pueden comparar con los de un lifting facial: a medida que el proceso de envejecimiento natural sigue afectando la cara o los ojos del paciente, los efectos del procedimiento se pierden y puede ser conveniente un tratamiento adicional. El cristalino continuará perdiendo flexibilidad, y de cinco a diez años después de la CK inicial, la persona puede descubrir que necesita nuevamente alguna forma de corrección de la presbicia.

Alternativas a la CK

Muchas personas simplemente eligen seguir usando anteojos para leer en lugar de realizarse algún tipo de tratamiento para la presbicia. Sin embargo, como ya se mencionó, la edad disminuirá la capacidad de la mayoría de las personas para enfocar objetos, tanto cercanos como lejanos. Quienes preferirían reducir la dependencia de los anteojos para leer pero que no pueden optar por la CK, disponen de varias alternativas. Consulte a su oftalmólogo para obtener más información sobre estas opciones.

Lentes bifocales

La alternativa más frecuente para reemplazar la cirugía refractiva en el caso de presbicia son los anteojos con lentes bifocales. Los bifocales tienen dos graduaciones en un solo juego de lentes: una para la miopía o la hipermetropía, y otra graduación más elevada para ver de cerca objetos o material impreso.

Lentes de adición progresiva (PAL)

Una creación más reciente son los anteojos con lentes de adición progresiva (PAL, por su sigla en inglés), que proporcionan una transición abierta, sin problemas, de la visión cercana a la visión intermedia y la visión a la distancia. Los anteojos con PAL se indican con bastante frecuencia, ya que eliminan el uso de bifocales o de los típicos anteojos ovalados para leer.

Lentes de contacto bifocales

Otra opción para las personas con presbicia son las lentes de contacto multifocales o bifocales. Se pueden obtener tanto lentes permanentes como descartables. En febrero de 2006, también se lanzaron al mercado las lentes de contacto de hidrogel de silicona bifocales.

Monovisión

Otra alternativa a la CK son las lentes de contacto con la técnica de monovisión. La lente de contacto de un ojo tiene una graduación para la distancia, y la lente de contacto del otro tiene una graduación para la visión cercana. Este sistema funciona muy bien para algunas personas, pero puede causar mareos u otros problemas de visión.

Todas estas alternativas tienen ventajas y desventajas. La visión es un bien único y muy valioso. Busque un oftalmólogo a través de DocShop para determinar qué tratamiento o dispositivo para la visión es la alternativa correcta para usted.

Busque un oftalmólogo a través de DocShop

DocShop brinda a las personas interesadas en la queratoplastia conductiva un directorio de oftalmólogos en todo el territorio de los Estados Unidos. Busque un oftalmólogo en su zona hoy mismo.

Want More Information?

Contact a Doctor Near You.